El caso de Lucas y otros bebés del futuro

bioetica1

He visto varias veces el vídeo en el que presentan a Lucas en sociedad.  Es el protagonista de una gran historia: el bebé que ha nacido de una madre sin ovarios. La mujer tiene 31 años y hubo que extirpárselos porque tenía un tumor. En el Hospital Sant Joan de Déu de Espluges (Barcelona), conservaron entonces parte del tejido ovárico no dañado y, cuando llegó el momento, le hicieron un autotrasplante. Mercedes pudo entonces generar nuevos óvulos sanos. Uno de ellos fue el comienzo de Lucas.

Los avances en técnicas de reproducción son hoy tan ágiles que propulsan a nuestra especie al infinito. Somos un enorme éxito evolutivo. Siete mil millones de habitantes en el planeta lo avalan. Cuando una mujer quiere ser madre su objetivo es un legado de las primeras homínidas, y de ahí que la investigación busque soluciones para cualquier obstáculo que dificulte la  reproducción.

Lucas no es un logro solo para la clínica catalana, es un logro de Mercedes, su madre, y un éxito humano. Pero quería hablar de lo que queda por hacer, de lo último que se está guisando en los grandes centros de investigación para resolver problemas de fecundación.  Lo anticipo: crear óvulos infinitos, y el desarrollo de un útero artificial. Ambas investigaciones, controvertidas y discutidas, permitirán un día presentar a la sociedad futuros bebes, otros Lucas.

Un número infinito de óvulos

En el Centro de Biología Reproductiva del Hospital General de Massachusetts, el Dr. Jonathan Tilly consiguió localizar las células madre encargadas de producir ovocitos. Las aisló y obtuvo los primeros óvulos funcionales en ratones. “Esto abre la puerta del desarrollo de tecnologías sin precedentes para superar la infertilidad en mujeres e incluso retrasar el momento de la carencia de óvulos”, declaró el Dr. Tilly. Recientemente, científicos de la Universidad de Standfor (EE.UU) aseguraban que en cinco años, de una sola muestra de piel del cuerpo humano podrán producir espermatozoides u óvulos en el laboratorio. Han encontrado un método efectivo para que las células madre embrionarias puedan convertirse en espermatozoides y óvulos funcionales. La revista Nature publicó un avance del proyecto, financiado por el gobierno estadounidense. El descubrimiento sería la solución para mujeres con ovarios dañados, y acabaría con el hecho de que las homínidas nacemos con un número finito de óvulos.  Fin al límite biológico de ser madre.

El útero artificial

Ya hay uno funcionando, aunque es para tiburones. El estudio de úteros artificiales se inició en Europa en la década de 1960. Nunca se consiguió mantener vivo ningún organismo más de dos días. Hasta que científicos japoneses lo lograron durante 10 con el feto de una cabra en 1988. Los japoneses investigan para fabricar úteros artificiales utilizando materiales plásticos, los americanos trabajan en la idea de generarlos a partir de células madre. En la Universidad May Tent de Japón, tratan de crear una máquina con calidad de útero, con un líquido amniótico sintético y un sistema que proveerá al feto de oxígeno y nutrientes hasta que pueda alimentarse y respirar por sí mismo. En EE.UU la intención es reproducir en el laboratorio un útero biológicamente similar al nuestro. Una matriz artificial, generada por células madre, sería el refugio del feto hasta la semana 24. Después, podrá sobrevivir en las incubadoras tradicionales .

Es posible que ambas técnicas nos provoquen un inicial rechazo. Como ocurrió con los primeros trasplantes de órganos, o las primeras fecundaciones in vitro. Para mí son el reflejo de que la ciencia responde al deseo de ser madre, cuando este deseo se produce, como ha de responder al deseo de no serlo. Sostiene una amiga psiquiatra que la especie humana está abocada a extinguirse. Esgrime como argumentos que cada vez es más baja la calidad de los espermatozoides y el descenso en la natalidad. Sinceramente, creo que como no nos caiga un meteorito…

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 pensamientos en “El caso de Lucas y otros bebés del futuro

  1. cosa

    Que interesante artículo. Da un poco de paz a las que sufrimos infertilidad, quizá no esté todo perdido para nosotras, quizá los avances de la ciencia por fin logren dar respuesta a esta situación tan frustrante y dolorosa.

    Responder
  2. anabel romero

    a mi me parece perfecto lo del utero artifical, no por eso se va elegir el color de ojos o piel, simplemente se va a incubar un ovulo y esperma que se compruebe que son sanos sin algun riesgo para la mujer que son muuuuchisimos, por eso casi no se habla de embarazos con niñas o mujeres para no asustarlas,. Conozco mujeres que de hecho no quieren hijos porque no, otras que quieren pero que no han podido ser por el pavor que les produce el embarazo, hay mujeres muy maduras con carrera, pero que han retrasado su embarazo por ese miedo, no es por la carrera, lo ocultan tras de eso, como le vas a decir a tu ginecologo: quiero un hijo pero le tengo terror al embarazo. el te va a decir: mejor no tengas nada porque si sale mal algo pues me vas a hechar la culpa Y es que ni un ginecologo por muy experto se puede poner en lugar de una mujer, simplemente porque es hombre. También se acabarían los sufrimientos fetales, mi sobrina tuvo por culpa de un ginecologo y de un hospital privado, mi hermana estuvo grave , la gente no se pone en lugar de uno, yo no hubiera sabido que hacer si algo le pasa a mi hermana. Es lo unico que tengo de hecho no tengo primos, tios, ni nada. solo mi hermana. Algun ginecologo se ha puesto a pensar en eso? me va a decir que eso puede pasar, pero ni que fuera un choque de un ebrio. Este seria el mejor avance del mundo, habria mas gente con familia. Hay gente que no tiene familia y se siente triste, porque ve como otra gente tiene familia y tiene con quien convivir, soñar, planear. Ademas, entre mas mujeres estudiadas menos hijos van a querer, ven los riesgos y la mayoría se los aseguro ya no van a querer hijos. tambien habria menos divorcios, menos niños con problemas como el de mi sobrina, menos muerte materna, Eso no es jugar con los genes simplemente, quitar los riesgos de un embarazo y les daria la oportunidad a mas gente de ser padre o madre. Por ultimo para los que dicen que el contacto con la madre es importante durante el embarazo para que salga “un niño bueno” pues lo dudo, entonces todos los asesinos seriales que pues de donde han venido, Ojala sigan estos cientificos avanzando , que hagan mas felices la a la gente que quiere tener familia biologica, y que curen mas enfermedades para que haya menos gente sufriendo. Excelente noticia

    Responder
  3. Carolina

    ¡Esperanzador!. La inteligencia del hombre al servicio del bien. Vida. Ciencia. Hombre. Mujer. La vida se abre camino. El hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios. Varias ideas para pensar…….., una ilusión para mantener. Lo más progresista y lo más conservador. Eliminar límites, comprobar que no existen. Lucha. Superación. Determinación. Paz. Felicidad. Principio. Fin. Eternidad. Entrega. Amor. Querer que se pueda y creer que se puede. Confiar. Dios.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ seis = 14