¿Quién inventó el himen?

1927_finsenRay

La Celestina (1499) “cosía virgos”, hoy, los cosen en clínicas de cirugía estética. Uno de los productos más vendidos en China por internet es un himen artificial. Y no solo los chinos lo compran. Se vende en todo el mundo. El himen, que no sirve para nada, que no demuestra nada, y que una mujer puede o no tener desde su nacimiento, es a estas horas, S.XXI, motivo de noticia en España porque Leticia Sabater ha “estrenado” uno.

El himen tiene un origen

Hasta que Andreas Vesalius (1514-1564) diseccionó a una monja, y el cadáver de una joven jorobada de diecisiete años, la existencia del himen era solo una probabilidad. Al fisiólogo belga le atribuyen el título de “padre de la anatomía moderna”, porque fue el primer médico que consideró tarea suya abrir cuerpos para estudiar sus fondos. Hasta entonces, era oficio de barberos sangradores. Sus hallazgos anatómicos fueron muchos, pero el del himen supuso el comienzo de una extravagante practica que ha llegado a nuestros días: comprobar anatómicamente la “virginidad” de una mujer.

El cuerpo de la chica jorobada fue robado del cementerio medieval de Pisa. Vesalius dijo de ella:

“Examino su útero porque espero que sea virgen, no es probable que alguien la haya querido nunca”.

La monja, a quien Vesalius describió como “una mujer de al menos 37 años”, había muerto de pleuresía. El cuerpo procedía del Hospital de Santa Maria la Nueva, de Florencia, donde Cosme de Medici, uno de los grandes renacentistas patronos de las artes y las ciencias, tenía suficiente influencia para ceder un cuerpo sin que nadie preguntara demasiado. Entonces se mercadeaba con cadáveres al anochecer, y se trasladaban en barca por el río Arno hasta Pisa.

Vesalius, que dibujaba al detalle todo lo que descubría, nunca lo hizo con el himen. Su fama como hombre de ciencia fue suficiente para garantizar la existencia del velo delator. Publicó su hallazgo algunos año después, en un libro sobre el uso del gingsen para combatir enfermedades venéreas. Después de Vesalius, se inicó una alterada discusión médica con el himen de cabecera. Helkiah Crooke fue uno de los más influyentes médicos en el debate.

Crooke declaraba que “el himen era la única prueba real de la virginidad” y en sus textos hacía referencia a la importancia de una prueba delirante para reconocerla:

Una mujer es virgen cuando su cuello puede ser rodeado por una cuerda que se extienda desde la punta de su nariz a la base del cráneo”.

Los signos para constatar la “virginidad” de la mujer se popularizaron antes de la localización anatómica del himen. Una leyenda medieval decía:

“Solo una mujer virgen podría atrapar un unicornio. Atraído por el aroma de su orina, la fiera criatura se tendería sobre su regazo”.

Lo cierto es que no sería honesto culpar a Andreas Vesalius del sinsentido de los test de virginidad, que han llegado a nuestros días.

 

500 MUJERES AL AÑOS SE RECONSTRUYEN EL HIMEN EN MADRID 

Un 80% son de etnia gitana o tienen como religión el islam. El 15%  prostitutas de lujo jóvenes que se reconstruyen el himen para aumentar su caché. Y algunas mujeres  (5%) para hacer realidad las fantasías sexuales de su pareja o cuando empiezan una nueva relación, a modo de juego erótico. La himenoplastia, reconstrucción del himen, cuesta entre 1000 y 3000 euros.

TEST DE VIRGINIDAD PARA ENTRAR EN EL INSTITUTO
En Agosto de 2013, el Ministerio de Educación de Indonesia anuncio que iba a implantar en una zona de la isla de Sumatra pruebas de virginidad a las estudiantes para su admisión en los institutos. Alegaban que se trataba de una medida para evitar “el sexo prematuro”.

“TODAS DE PIE CONTRA LA PARED, OS VAMOS A HACER LA PRUEBA…

… En esta mano tengo un palo y en esta una pluma; por las buenas o por las malas os vais a hacer la prueba”. Así relataba Salwa Hosseini, una joven de 20 años, egipcia, lo que ocurrió en las celdas a las detenidas en la plaza de Tahrir, en Egipto, durante la revolución de 2011. A punto de cumplirse un mes de la caída de Mubarak, los últimos del campamento de Tahrir fueron violentamente desalojados, golpeados y detenidos por la policía militar. Entre las casi 200 personas detenidas, diesiete eran mujeres. A  ellas les esperaba “el palo o la pluma”, para probar que su himen permanecía intacto. Amnistía Internacional denunció al gobierno egipcio por aquellas pruebas de virginidad. Egipto lo admitió y dijo que  fueron realizadas para refutar posibles reclamaciones de las mujeres de violaciones durante la detención. El “médico” que supuestamente fue el encargado de realizarlas fue absuelto en el único juicio interpuesto por una de las mujeres.

151 VÍRGENES EN INDIA

En 2009, organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres salieron a protestar en contra de una polémica “prueba de la virginidad” que se había realizado en los estados de Madhya Pradesh y Kerala. Denunciaron que 151 jóvenes habían sido sometidas al test antes de la celebración de su boda. Captura de pantalla 2013-09-19 a las 14.25.34

 

 

Referencia: Virgin, The untouched history, de Hanne Blank

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 pensamientos en “¿Quién inventó el himen?

  1. Ana

    Si Vesalius lo descubrió a mediados del siglo XVI ( vivió de 1514 a 1564) ¿como aparece la referencia “cosía virgos” en La Celestina, que es una novela de 1499?

    Responder
    1. Lorena Sánchez Autor

      Vesalius fue el primero en probar la existencia del himen. Las pruebas de virginidad (algunas realmente delirantes) a mujeres existían desde mucho antes. El referente más antiguo que he encontrado está en Las Leyes de Manu, uno de los textos del hinduismo del siglo mil a.C., en el que se establece que un hombre puede abandonar a su mujer cuando ella llegue “desflorada” al matrimonio. Andreas Vesalius dio aval científico a las prácticas de “coser virgos” que ya se realizaban.

      Responder
  2. Natasha Toledo (matrona)

    Buen post! Pero hay un pequeño error al describir el himen. Dice “Es un pliegue de mucosa, piel y tejido fibroso situado en el interior de la vagina.(introito vaginal). “ Está situado en la ENTRADA de la vagina, no al interior. Eso es el introito vaginal. Saludos desde Chile!

    Responder
  3. Pingback: Medicina | Annotary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 − = cero