Crisis de ausencia típicas: el enigma del ‘petit mal’

Del escultor Jason deCaires Taylor

Del escultor Jason deCaires Taylor

Se ve en cualquier calle. Gente que camina. Unos deprisa, otros con niños revoloteando, muchos decididos, acompañados y no. Altos, bajos, lisos, rizados, hacia el metro, hacia el mar, de regreso a casa… Sin saberlo, todos tienen alguna vez crisis de ausencia típicas.

Las dispara un detalle. Una mirada verde, aunque la suya fuera azul; el coletero infantil en el pelo de la mujer que cruza; un bolso mal colgado en la terraza de un café, algo, cualquier cosa que se quedó, que olvidó llevarse o que no enterramos. Entonces es cuando suceden.

La crisis de ausencia típica también se llama petit mal (pequeño mal) porque provoca  una pérdida de conocimiento breve, 15 segundos o menos, y es apenas perceptible. Es un mal pequeño. Enseguida pasa. La persona simplemente deja de moverse o hablar, mira fijamente  y no responde a las preguntas. Es tan corta y difícil de notar que podemos tener varias en un mismo día sin que nos demos cuenta de que ocurren. Cuando sobreviene, uno se para, se petrifica como la mujer de Lot. 

Quien la sufre no cae al suelo ni convulsiona, solo se detiene. Desde el punto de vista electroencefalográfico son un enigma. Se suspenden las funciones mentales. El afectado no ve, ni escucha. Si pudiéramos radiografiar qué está ocurriendo en ese momento en su cerebro, veríamos, por ejemplo, el asa de un paraguas que sirvió para caminar del brazo de una pareja que terminó;  la mochila del niño que se hizo adulto; el cojín caliente que amansó los dolores del abuelo que enterramos, el perro viejo que le seguía, la garrota que no apartará más otoños. Son los objetos perdidos de aquellos que ya nos van a faltar siempre, los interruptores de las crisis de ausencia típicas.

Otra importante característica del petit mal es que la amnesia posterior suele ser completa. Cuando la han sufrido, no recuerdan nada. Solo pueden percatarse de que ha pasado un ángel por los segundos perdidos en el reloj. La gente que camina no sabe que a menudo se acomodan en su cabeza paraguas, cojines y coleteros que les detienen unos segundo, un tiempo breve para recordar amantes y amores, maestros, padres y amigos. 15 segundos por cada ausente.

Pero es un crisis benigna, como las lluvias. Al final, antes de retomar la actividad que tenía, el paciente sonríe.

La crisis de ausencia es en realidad un trastorno habitual en pacientes de epilepsia,  generalmente entre los 6 y 12 años, y son dos veces más frecuentes en las niñas. El nombre de petit mal se lo dio un psiquiatra francés, Jean Étienne Dominique Esquirol. No saben qué las produce, pero sí que detienen la actividad cerebral unos segundos y las niñas se paralizan sin que se sepa qué ocurre exactamente en sus cabezas durante ese tiempo.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

34 pensamientos en “Crisis de ausencia típicas: el enigma del ‘petit mal’

  1. Esther González Cañeque

    Siempre me resulta extraño encontrar un artículo que haga referencia a la epilepsia. Son pocos. Y sigue siendo una muestra de que existe una enfermedad, pero aún se desconoce mucho, en especial a nivel cotidiano. Ese es el nivel al que me referiré.
    Dices que durante esos escasos 15 segundos, no ves, ni oyes. No es cierto. El cuerpo recibe los estímulos del exterior, de tal manera que, al volver de la ausencia, si una persona está gritando asustada, por ejemplo, la reacción será de pánico y puede que grite frases similares a las escuchadas.
    Yo soy epiléptica y comencé a padecer las ausencias de pequeño mal justo cuando deberían desaparecer, es decir, con el desarrollo a los 12 años. Siguiendo con el tema de la percepción, he llegado a la conclusión de que el cuerpo ve, oye y siente, aunque no sepa qué conscientemente. Sin embargo todos podéis haber observado los extraños movimientos que se producen en esos segundos. Yo tengo la respuesta: son los movimientos mecánicos, los que se estaban realizando y que no necesitan del aprobado consciente: A mi me han dado ausencias nadando, y seguí nadando, sin problemas. Me dio una caminando y seguí caminando (menos mal que no había que cruzar ninguna calle) y me dio una mientras me dictaba una compañera una ecuación y yo la escribía en la pizarra: ¡ seguí escribiendo! Bueno, dibujé unas ondas muy bien marcadas. Evidentemente, el cerebro tenía la orden, pero no sabía qué. El principal problema se producía si estaba hablando. Entonces es cuando pareces quedarte congelado. Pero, según mi propia experiencia, el cerebro no sabría qué decir, ¿no?
    Después tuve crisis de gran mal. Sin embargo nada ha hecho que cambie mi opinión. Oyes y ves, aunque se produzca ya en la fase de recuperación. Pero si alguien llora a tu lado, ten por seguro que te despertarás llorando.

    ¡Gracias por este bonito artículo! No hay muchos, la verdad. Y, como ha sido el aniversario de Dostoievski, no me despediré (mujeres lectoras) sin recomendaros “El Idiota”. Creo que es la mejor descripción de una crisis epiléptica con aura que he leído nunca. Porque, como ya sabréis, él mismo lo era.
    Un abrazo,
    Esther_Shue

    Responder
    1. Belén

      Me ha encantado tu respuesta al artículo porque yo he sentido que no era exacto el contenido, puedo hablar sólo de mi experiencia en las crisis de ausencias y aportar lo que yo he sentido. Las empecé a padecer al cumplir los 24 años, las tuve durante 4 años y me las trataron con Tegretol, Mi abuela tenía epilepsia y por lo que me dijeron en psiquiatría, yo lo había heredado en esta forma.Yo las he sufrido andando y he seguido andando pero sin ser consciente de ello, cruzando calles teniendo la suerte de que un coche no atropellara, también teniendo una conversación con mi pareja y aunque soy consciente de que él me hablaba era como si yo no fuese capaz de formar frases de forma adecuada.
      Yo siempre sabía que iba a tener una crisis con un par de segundos de antelación, sentía un sabor extraño en la boca que yo reconocía, era algo difícil de explicar, era como el recuerdo de un sabor de la niñez, también empezaba a tener pensamientos sin control, como cuando uno sueña, pero sentía que cada vez que tenía una crisis siempre era el mismo pensamiento… Así que tuve la idea de decirle a mi pareja que cuando fuese a tener una crisis, si estaba con él le pondría la mano en la pierna e intentaría decirle con que veía en mi mente…. sólo conseguí articular una palabra “Mortadelo”, como veis es un pensamiento sin sentido, que sólo me recuerda a los tebeos y nada más….
      Cuando empezaron las crisis yo acababa de tener a mi primer hijo, durante los dos primeros años no conseguí que durmiera más de 2 horas seguidas, casi me vuelvo loca de agotamiento mental, trabajaba y por la noche no podía dormir nada, a los pocos meses empezaron a aparecer las crisis y yo he llegado a pensar que mi cerebro desconectaba durante esos segundos para poder seguir funcionando sin bloquearse del todo, dicen que el sueño es el que ordena lo vivido durante el día, como yo no podía dormir, tenía demasiadas vivencias sin clasificar dando vueltas por un cerebro agotado…
      Es estupendo leer las experiencias sobre este tema de otras personas para poder avanzar en un tema tan poco estudiado.

      Responder
      1. Ana perpiñá

        Me llamo especialmente tu comentario y te diré por que : me aparecieron los episodios cuando mas o menos tenia 10 años un poco despues de que en casa se desataran episodios familiares que terminaron con el divorcio de mis padres. Tengo la sensación de esa época de ” no poder salir ” como si estuviera atrapada en un lugar donde no quería estar, los episodios eran de 10 segundos maximo y muy frecuentes. En mi caso particular dijeron que no fue por un golpe que dejo una cicatriz en mi cerebro y que no puede ser desencadenado x problemas psicologicos. Yo creo, justamente eso, creo que fue una ” balbula de escape ” para toda esa tensión, se me redujeron hasta desaparecer desde que empece a fumar marihuana pero éste año ( hoy tengo 25) regresaron en nucho menos medida, quizas uno al mes pero da la casualidad que me independicé laboralmente y soy jefe y empleada y paso mucho estress. Tengo tambien unas especies de sensaciones tipo ardor en la piel muy extrañas, mi médico dice que no sabe que puede ser, por eso me recomendaron análisis para probar y descartar teorías. Es muy extraño que no sepamos como funciona el cerebro y vayamos al espacio jejeje

        Responder
    2. oscar uribe

      saludos el problema mio comenzo a par de meses que habia sacado licencia para conducir nunca habia tenido por que desde los 14 años me subi a una bicicleta y practique montabike casi todos fin de semanas 40 km hasta 2012 cuando compre una camioneta para trabajar ahorrarme los fletes que me salia muy caro despues de darme la lincencia un par de meses de dio algo nuevo para mi el problema es que iba manejando con un familiar que al darse cuenta desconecto la llave del auto y tomo el manubrio y lo estaciono de ese tiempo e tratado con los medicos si llegar a nada concreto rasonancia cerebral y cuanto examenes pero nada ,lo que tuve que hacer por mi lado y averiguando yo en esos año jugaba mucho a juegos de pc por largas horas y tuve que dejarlo pero igual siguio dandome hasta que me di cuenta que todas las veces que dieron estas crisis ausencia tenia un denominador cumun la ventana del auto abierta cualquiera de los dos de adelante le comente esto al medico pero me dijo que no. pero desde que cerre la ventanas e seguido manejando y no e tenido ningun problema en verano se pasa calor pero es estado bien. mi duda es si sera la corriente de aire en los oidos alguna causa de esto

      Responder
  2. Carmela

    Lindo escrito, poético.Tras años de desconocer el porqué y el nombre de ese escape involuntario de la realidad. Al fin, le tengo nombre.

    Responder
  3. Giovanna

    Gracias por la informacion ! yo sufri el pequeño mal muy niña… no tengo ni recuerdo de ello.
    pero espiritualmente hablando creo que se trata de ganas de no estar en la tierra encarnado, si no con el Padre Creador de todo lo que es .
    Saludos.

    Responder
  4. Lu

    Qué chafa artículo… una como loca buscando información y esta revista “científica” sale con su basura pseudo poética. Perdí a mi padre que sufría esto, por favor, hay ciertos asuntos que se deben de tomar con seriedad.

    Responder
    1. Hilda Pérez

      Norma
      Quizás mi respuesta esta llegando tarde, pero carbamazepina es para la epilepsia del gran mal, yo tengo crisis de ausencia y al comienzo me dieron ese medicamento y era como agua, no me hacia ningún efecto. Ahora estoy tomando topiramato de 0.25 mg tres veces al dia y lamotrigina de 100
      mg una vez al dia. La lamotrigina la tomaba de 50 mg pero en el 2010 me vino una crisis terrible que hizo que el neurólogo que era mi médico en ese momento me duplicara la dosis y así me quedé ( eso es malo también ).

      Responder
  5. Telma

    ¿Como trabajar con alumno de secundaria que padece esta enfermedad? Soy profe de historia y es parte de mi trabajo pero me siento desorientada en saber hasta donde puedo exigirle.

    Responder
    1. Carla

      Hola! Tengo epilepsia ausencia desde los 3 años de edad. Ahora tengo 40 y 3 hijos. Contrario a lo que han descrito, en mi caso, al pasar del tiempo aumentaron las crisis. Ahora tengo hasta 20 por día, pero aprendí a convivir con ello. Todos mis familiares, mi entorno laboral y amigos saben que lo tengo, y me dicen que me voy a La Luna y que deben esperar a que vuelva para seguir hablándome o esperar a que termine de hacer lo que estaba haciendo. Y bueno, en mi etapa escolar fui brillante, las ausencias me permitían escuchar lo que se hablaba y llevarlo a un plano dimensional distinto. Estudié Ingeniería Civil y luego Geografía, la representación de ideas en 3D o más dimensiones en mi cabeza funcionaron muy bien. Con tu alumno, sólo debes seguir hablando como si nada, él te escucha en las crisis y su cerebro hace que se procese más rápido la información que le entregas, en mi caso tengo un CI muy elevado pues las conexiones neuronales (sinapsis) aumentan en crisis y la mayor parte del tiempo es en este estado que resuelvo problemas complejos o indescifrables. Debe ser porque la concentración es máxima y el cerebro se queda como acto reflejo con la última idea extendiéndola en el tiempo y reprocesándola una y otra vez pero muy rápido. Por favor, ténle paciencia. A veces mis amigos o pareja se enojaban conmigo porque me iba a la Luna y pensaban erróneamente que era voluntario para no atender lo que decían, pero no es así, a veces en medio de algo muy importante me daban crisis (por ejemplo entrevistas de trabajo, el día que me casé, o en general en situaciones de estrés), pero bueno, es así. Mis crisis duran hasta 3 minutos y aprendí recién como a los 30 años a mover los ojos en medio de una crisis, para no asustar a mi interlocutor y hacerles creer que estoy presente, que “estoy aquí” … pero en realidad sí… estoy en la Luna.

      Responder
  6. dante

    hola aveces no creemos pero cuando pasa, es lo peor ver en un hijo se te viene el mundo abajo, Lo viví con mis dos hijas y luche para saber que les pasaba a mis hijas y si con un buen tratamiento y seguimiento llegas a buen puerto. la primera le daba en la mañana y la segunda hija en la tarde . la segunda hija costo ya que la pastilla que se le daba era en la mañana y no había efecto. se la cambie en la tarde y si dio efecto (CARBAMAZETINA). finalmente crecieron y se terminaron los síntomas, destaco que ya adultas ,salieron inteligentes ,ya van a ser profesionales.Los médicos me decían que los niños del caso es que el cerebro se demora en desarrollarse e de hay los síntomas.

    Responder
    1. Cintia

      Hola Dante, me conmueve tu relato porque es muy similar a lo que me está sucediendo hoy con mis dos hijas. Son ambas chiquitas y estamos sufriendo muchísimo. Si pudieras contactarme y contarme algo más de tu experiencia quizá me sería de ayuda.

      Responder
      1. Leticia

        Hola a ambos., entiendo ese sentimiento dado que mi hija ha padecido crisis de ausencia desde hace mas de dos años., empezó cuando tenia cuatro años y medio., es tan difícil entender que es lo que sucede, ante nuestros ojos se vuelven tan vulnerables y nosotros sin poder hacer nada, es mas difícil todo el proceso vivencial que el mismo diagnostico. Mi hija en la actualidad tiene 7 años., toma desde el inicio del tratamiento Atemperator 900 mg al día., los estragos del medicamento en un inicio fueron muy difíciles., pero con el tiempo se han ido superando. Es un diagnostico con el tiempo terminas aceptando y comprendiendo. No se preocupen Dios esta con nosotros y sobre todo con nuestros hijos. Buena Suerte a ambos

        Responder
        1. Claudio

          Hola a tus hijas a los 4 años y medio les apareció la crisis. Cada día yo les daba a mi hijo le dio una vez ya hace casi un mes la verdad estoy asustado

          Responder
        2. ESTHER MONTILLA

          HOLA LETICIA COMO ESTAS, TENGO UNA NINA DE LA MISMA EDAD QUE LA TUYA, COMENZÓ A HACER CRISIS DE AUSENCIA HACE UN MES APROXIMADAMENTE , PERO YA TENIA TRATAMIENTO ANTICONVULSIVANTE ( ATEMPERATOR) PORQUE ANTES CONVULSIONABA GENERAL ( GRAN MAL) PERO HACE ANOS YA NO LO HACE GRACIAS A DIOS, PERO LE HAN DEJADO EL TRATAMIENTO, RESULTA QUE CAMBIE DE MEDICO Y ME LE CAMBIO EL ATEMPERATOR YA QUE NO ES PARA PETIT MAL O CRISIS DE AUSENCIAS Y AHORA ME VA EXCELENTE CON EL NUEVO, ES CLONAGIN EN GOTAS Y VALPAKINE, TE DEJO MI NUMERO PARA QUE ME ESCRIBAS POR WHATSAP SI DESEAS PREGUNTAR ALGO MAS:829-753-7307 Y MI COREO: ban2produccion@gmail.com

          Responder
  7. Elizabeth

    A mi novio le acaban de diagnosticas crisis de ausencia típica.
    Tiene 23 años, se queja de constantes olvidos y sufrio mucho maltrato infantil por parte de su papá debido a su comportamirnto violento .
    Nunca fue tratado ni visto por un médico o psicólogo.
    Esta algo desconsolado.gracias por el artículo.
    Se lo envie por correo y lo puso de mejor .le dio ánimo. :’D

    Responder
  8. AnnaIbethG

    Buenas…yo lo sufro…apenas estoy empezando..tengo 22 años..es algo muy duro..peor aun sino tiene explicación…hay dias q amanezco bien otros dias en que amanezco muy triste..sinceramente ha cambiado mi vida y aun no he aprendido a manejarlo y es tan frustrante

    Responder
  9. daniel

    les quiero contar mi caso, empece con las crisis, sin saberlo obvio, cuando tendría 10 años, eran esporádicas, cuando fui adulto, se hicieron más evidentes, siempre fui tratado por neurologos en mi ciudad santa fe, de argentina, nadie entendía nada, me trataban por epilepsia común, hasta llegaron ha hacerme un tratamiento psiquiatrico, me trataban con anticonvulsivantes pero las crisis seguian, hasta que dimos con una droga que me tiene un poco más controlado, pero siguen existiando, y les digo, se reducen a un desconocimiento espacio-temporal, obviamente no respondo cuando me hablan, pero sigo haciendo lo que estaba haciendo, es más, una vez tuve una crisis manejando, lo unico que me ocurrió es que me perdí, desconocía por donde iba, pare a un costado de la calle y cuando me ubique segui.. estas crisis ahora son esporádicas, pero nunca desaparecieron del todo… y cuando pasan obviamente me queda un dolor de cabeza y la sensación de que algo pasó.. sigo tomando la medicación, pero todo sigue igual… les aclaro tengo 60 años.. les dejo un saludo y fuerza, se puede vivir casi, normalmente..

    Responder
    1. Alejandra

      Hola.. yo soy de México y me pasa lo mismo.. sólo que yo no manejo.. me podría compartí el nombre del medicamento que tome.. muchas gracias y que este bien

      Responder
    2. Carlos

      Por favor, ¿cuál es esa droga? que estoy desesperado.
      Cada vez me siento peor aun tomando carbamazepina y Levetiracetam, ya he tomado muchos años el medicamento y siento que estoy peor, antes tenia una crisis cada mes, ahora tengo 5 crisis cada 15 o 10 días.
      Mis hijos y esposa se espantan de no saber que hacer y yo ya no quiero que sufran conmigo.
      He querido quitarme la vida por lo desesperado que estoy, pero ni siquiera tengo ese valor para intentarlo. A veces no se si regresaré con bien o no a casa
      Mis padres se preocupan y mi madre llora por mi situación.
      No sé que hacer.
      Les juro que quisiera salir de mi casa y correr hasta perderme en un abismo donde no tenga que padecer este mal.

      Responder
      1. Karina Bone

        Tranquilo Diosito está con ud… Yo tengo lo mismo las dos tipos de convulsiones me he tomado de todo y lo único q me hizo bien fue lamictal de 25mg cada 12h…

        Responder
      2. Catalina

        Carlos mi hermana sufrió de epilepsia y entiendo lo duro que estas pasando.. no pierdas la Fe, deposita toda esa ansiedad en Dios y pídele que te sane. El es el autor y consumidor de la vida y tiene el poder de tornar lo malo en bueno .. tu familia te necesita!

        Responder
  10. Jorge Bastons

    Hola yo a la edad de los 12 años tuve ausencias por un año, me medicaron con lógical,una pastilla verde y grande. Hoy a los 39 años tengo problemas de retención y de concentración, aparte de un agotamiento cerebral uqe no me deja reaccionar, puede ser que tenga alguna secuela. Desde los doce años no he ido a ningún control. Si pueden responderme les agradecería.

    Responder
  11. JOSÉ MANUEL BRIONES

    DESDE LOS 18 AÑOS ME DIAGNOSTICARON “CRISIS DE AUSENCIAS”, EL ELECTROENCEFALOGRAMA: “DISRITMIA POSTERIOR”. HOY TENGO 48 AÑOS Y HAN VUELTO, LO QUE DURANTE MUCHO TIEMPO HABÍA DESAPARECIDO…. LLAMA MUCHO MI ATENCIÓN EL HECHO DE QUE VUELVA A PRESENTAR AUSENCIAS, MIENTRAS HE REGRESADO AL TRATAMIENTO INICIAL CON CARBAMAZEPINA. Y PRONTO CONSULTARÉ A UN NEURÓLOGO PARA UN TRATAMIENTO CON OTROS FÁRMACOS. EN MI CASO DE ESOS LAPSOS DE AUSENCIA TENÍA UNA SENSACIÓN DE “LO YA VIVIDO” ES DECIR, QUE EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA QUE ME ENCONTRARA, UNA CONVERSACIÓN NUEVA, UN LUGAR NUEVO ETC. SENTÍA QUE YA LO HABÍA VIVIDO EN OTRO MOMENTO. INTERESANTES TODOS LOS COMENTARIOS.

    Responder
  12. yami

    Hola acabo de leer el articulo, es que muy recientemente me están haciendo estudios y demás consultas para determinar el tratamiento, tengo 30 años y creo que toda la vida tuve distintos síntomas, de muy chica 10 u 11 años simplemente me desvanecía sentía mucho calor y nauseas llevaba un tiempo volver en si , sentía confusión y debilidad muscular, y dolor de cabeza, eso permaneció en la época de adolescente, (los médicos decía que sufría de presión baja) , luego comencé los estudios universitarios ente los 18 y los 20 sufri de varios episodios de convulsiones en boliches bailables (en su momento me dijeron que era stres) hoy a los 32 comencé tratamiento psiquiátrico por síndrome de fatiga crónica, y es cuando me detectan que sufro de pequeñas descargas eléctricas que me producen ausencias ,( se manifiesta con migrañas con aura , zumbidos en los oídos , cansancio extremo y pequeños cortocircuitos les digo yo , es como que no puedo reaccionar por unos segundos , pero si percibo lo que esta pasando en el entorno) les quería compartir para poder asi tambien recibir mas información.

    Responder
  13. Socorro Carrillo

    Hola a todos. Llevo años tratando de saber el diagnóstico de lo que sufrió mi hermana, un año más pequeña que yo, desde los tres años. Estábamos jugando en el patio trasero y de repente perdió la vista, yo la tomé de su manita y la lleve a casa con mi mamá y en ese momento perdió el conocimiento y recuerdo que su bracito se movía involuntariamente. Después de consultar a muchos doctores que llegaron hasta casa, al día siguiente se levantó como si nada hubiera pasado. Esto mismo sucedió cuando tenía como 10 años y posteriormente otra vez a los 17 años. En esta última ocasión, mi mamá tuvo que ser hospitalizada y probablemente el estrés disparó el episodio, y mientras se encontraba sumida en profundo sueño, empezó a balbucear como una bebé. A las cuantas horas despertó y todo normal. En sus años 40s, sufrió de ansiedad y no lograba ni siquiera entrar sola a un supermercado. Ahora es un adulto de 68 años con serios problemas de carácter: agresividad verbal, enojo constante, negatividad, necesidad de atención, aislamiento, depresión. Funciona bien en grupos reducidos de amistades, pero no siempre. Tiene altas y luego bajas. Ha tenido tratamiento psiquiátrico que no ha ayudado y nos encontramos sumamente preocupados, pues no sabemos cómo proceder en esta etapa. Les agradecería su ayuda y sugerencias. Dios se los pague.

    Responder
  14. SARA G. DIEGO

    Yo manifesté convulsiones a los 5 años y recuerdo perfectamente como sucedió. Era de mañana estaba en el baño y derrepente vi el baño de cabeza y le grité a mi mamá. Ahi perdi conciencia. Desperté hasta media noche en una cama de hospital y recuerdo haber visto a todos mis hermanos y papás alrededor de mi cama observandome y lo primero que dije fue…Ya me alivie!!!. Me comentan que tuve entre 15 o 20 convulsiones durante el dia pero nunca me dijeron que tenia epilepsia, solo ese dia presente convulsiones, despues me quedaron las ausencias, definitivamente yo no perdia la conciencia del tiempo, y siempre tenia una extraña sensacion como escalofrio y temor segundos antes e inclusive le decia a quien estuviera cerca de mi…Me voy a poner mal…y lo que buscaba era abrazarme de alguien, ya que era un terror indescriptible y yo decia que veia COSAS HORRIBLES… El dr. Decia que era que veia las cosas como a través de una burbuja de cristal (Cosa que no era asi…y para variar los adultos nunca me escuchaban ) yo veía muchos brazos obscuros que me querian agarrar las piernas o a una niña gritando dentro de una jaula (alucinaciones) pero permanecia consciente de mi entorno. Corria como loca porque me daban miedo esos brazos que se extendian hacia mi y buscaba asirme a alguien,, me encuclillaba para evitar que me agarraran las piernas. O sentia que algo o alguien me perseguia. A veces me trababa al hablar o balbuceaba y decian que mi mirada cambiaba y daba temor. Un dia mi papá me dijo que no huyera mas,,que me volteara y viera de frente a lo que sentia que me perseguía, y asi lo hice un día y como por arte de magia la ausencia y mi temor desapareció instantaneamente, (tendria unos 13 años para entonces)..me di cuenta que cuando sentia que me iba a poner mal si me ocupaba en algo, me distraia, cantaba,o le decia a quien estuviera junto a mi que me hablara,, lograba controlarlo (sobre todo olvidarme del terror) mi papa siempre me enseñó a enfrentarlo y luchar para no dejar que me dominara pese a que acababa agotada..tambien me di cuenta que lo podia manipular a mi antojo y chantajear (crueldad de niños) a mis papás si no quería ir a la escuela o tenia un berrinche.. Pero si tenia algo emocionante que hacer y me sentia mal…ahi si como magia, no me repetia en todo el dia las ausencias..mi papa me apoyo mucho con control mental, meditación, gimnasia cerebral etc..y siempre me decia que yo era mas fuerte que el mal…la ultima ausencia me dio como a los 22 años. Al dia de hoy tengo 50 y los escalofriantes recuerdos de esas experiencias.. Espero les sirva de algo mi historia.. Saludos y adelante..

    Responder
  15. ramona arias

    buenas noches tengo 47 años apenas comienzo a leer estos comentarios y estoy impresionada, aun no me han diagnosticado formalmente la enfermedad acabo de pasar por dos crisis me quedo como aislada con los ojos abiertos pero como fijos muevo la boca como si estuviese degustando alguna comida pero no hablo intento contestar pero no puedo asi estoy como 1 minuto luego vuelvo pero no recuerdo casi nada de lo ocurrido solo algunas cosas inclusive me preguntan algo y no contesto como debe ser se me va pasando y ya voy recobrando mi forma de ser … el dr me nombro que puede ser petit mal pero aun espero confirmación

    Responder
  16. Rusela

    Hola mi hija esta esperando consulta con oftalmologia porque he detectado episodios donde ella pestañea muy rapido como tres veces o a veces abre los ojos grandes como sorprendia y al mismo tiempo hace un movimiento de su cabeza hacia el lado derecho.No se si se trata de lo mismo poruqe cuando le pregunto ella no se da cuenta de que lo hace desde hace un mes detecte esto.mihijita tiene 5años y medio.Alguien me puede guiar.

    Responder
    1. LPD

      Buenos días, te recomiendo que le hagas un electroencefalograma. Mi hijo empezó así y gracias a nuestra insistencia le diagnosticaron crisis mío lógicas. No sabemos qué repercusión futura tendrá en su desarrollo., pero por ahora va mejorando. Suerte

      Responder
  17. Guadalupe Gonzalez

    Hola buenas tardes..
    cuando estaba pequeña dice mi mama que tenia crisis de ausencia, yo recuerdo que iba caminando y me quedaba parada sin hacer algun movimiento.
    ahora de grande suelo olvidar lo que me dicen. quisiera saber si esto de la memoria son secuelas de las crisis de ausencia. por que me gustaria buscar ayuda pero no se como.
    ojala pudiera ayudarme

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


2 + = diez