Archivo por meses: enero 2014

¿Quién tiene menos dientes y más costillas?

 

Ilustración de De humani corporis fabrica, obra de Vesalio publicada en 1543

Ilustración de De humani corporis fabrica, obra de Vesalio publicada en 1543

Basta con contarlas. Se notan sin necesidad de hacer una autopsia. 12 a un lado y 12 a otro. 24 costillas en total tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, hasta el S.XVI, cuando el primoroso anatomista Andrés Vesalio hizo las cuentas oficiales, la creencia popular daba por hecho que Eva fue moldeada a partir de un hueso de Adán y que, por tanto, los hombres se sostienen con una costilla menos. Hasta Vesalio —y aún hay quien duda— que los hombres solo tienen 23 costillas, y las mujeres 24, era un hecho biológico que corrobora el pasaje bíblico.

Vesalio las contó despiezando cadáveres en autopsias (su cálculo de costillas es solo una anécdota dentro del enorme trabajo de anatomía que realizó) y, con ello, puso en entredicho una de esas potentes imágenes que nos legó el Génesis para explicar el origen de la mujer: nada menos que una operación quirúrgica a Adán, mientras dormía.

2:21 Entonces Jehová Dios hizo caer  sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

2:22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

2:23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne…

Indagué en la vida de Andrés Vesalio, porque por todos lados cuentan que fue perseguido, incluso condenado por la Inquisición, por defender que los hombres no tenían una costilla menos. Pero no hay nada que hable de la defensa de la costilla. Nadie le pidió nunca explicaciones. Pero sí es cierto que el suyo fue el primer texto científico que expresa que hombres y mujeres tenemos, cada cual, lo nuestro, y que las homínidas no le debemos un hueso a nadie.

Esto es lo que escribió Vesalio en su gran obra ilustrada, Humani Corporis Fabrica (libro 1, capítulo 19)

“Comúnmente se cree que los hombres carecen de una costilla, y que los tienen una costilla menos que las mujeres. Esto es claramente absurdo, incluso aunque Moisés dijera en el segundo capítulo de Génesis que Eva fue creada por Dios de la costilla de Adán. Concediendo que quizá Adán  podría haber carecido de una costilla, esto no necesariamente demuestra que a todos  los hombres les falte. Aristóteles atribuyó sólo ocho costillas a la gente, y aseguraba que ciertos miembros de la raza del Turduli  nacían con sólo siete costillas a cada lado.   Pero como   Aristóteles a menudo basaba su opinión sólo en el testimonio de otros, no es  improbable que nos atribuyera ocho solo basándose en rumores…”

 

¿Y quién tiene menos dientes?

A Aristóteles, en Occidente, le debemos mucho de lo que somos. Fue un observador prodigioso, pero como experimentador un poco calamidad. Pionero biólogo y teórico de casi todo, sostuvo algunos errores, como el de las costilla de los Turduli que le echa en cara Vesalio. Además, es suya esta afirmación sobre las piezas dentales en la boca de una mujer.

Escribió Aristóteles: “Los machos tienen más dientes que las hembras, tanto entre los seres humanos como entre las ovejas, las cabras y los cerdos”.

Ya le corrigió con sarcasmo Arthur Bertrand Russell: “Aristóteles manifestaba que las mujeres tenían menos dientes que los hombres; aunque se casó dos veces, nunca se le ocurrió comprobar esta afirmación examinando la dentadura de sus esposas

Pero como no todo es blanco ni negro, encontré estudios que defiende al sabio griego. Muestran que la dieta de aquellas mujeres mediterráneas era deficiente en calcio y vitamina C y D, causa de enfermedades como escorbuto, osteomalacia y osteoporosis, sobre todo entre embarazadas y lactantes, males que pueden producir la perdida de piezas dentales. Así que es posible, por salvar de ésta a Aristóteles, que contara bien.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest