Archivo por meses: febrero 2014

Las pervertidas que votan y van a los bares

 Smoking-barok

En el año 1908 Harry Grant Dart era uno de los grandes ilustradores de una popular revista satírica norteamericana, Puck. A Dart le dio por ilustrar sus visiones del futuro, y la que encabeza este post recrea cómo serían las mujeres si tuvieran derecho a voto, algo que logramos casi a machete.

El dibujo se publicó con este irónico texto: “¿Por qué no traspasar los límites? En beneficio de todas aquellas mujeres que piden el derecho al voto”. Lo que mostraba Dart, con sus coloreados detalles, es algo que le parecía (a él y a los fieles lectores de Puck) realmente horroroso: un bar lleno de pervertidas homínidas bebiendo alcohol, comiendo almendras a granel, fumando con descaro y ¡leyendo el periódico! Vamos, cosas claramente de hombres.

He buscado el bar de Dart en la ciudad. Y nada. Una auténtica pena.

 

bailarina 2014-02-10 a las 14.08.49

La Asociación Evelyn Cassidy ofrece ¡bailar y fumar!

 

niños 2014-02-10 a las 14.06.43

¡Y descuidando a los niños!

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El bebé más polémico del año. ¿Qué opinas?

Imagen de http://www.motioncow.com/home.html

Imagen de http://www.motioncow.com/home.html

Si contamos diosas de la fertilidad a lo largo de la historia, de la A a la Z, nos sale un Olimpo juntando culturas. Y estuvieron siempre ahí. Hay indicios arqueológicos que hablan de una primitiva diosa de la fertilidad que veneraban los pueblos neolíticos diseminados por todo el mediterráneo. Hoy, para tener un hijo, aún hay quien acude a baños de fertilidad, con brebajes y embrujos que harían vomitar a la OMS. Pero, afortunadamente, son solo anécdota.

Tener un hijo es un anhelo biológico indiscutible. Y los cálculos dicen que el 15% de las parejas españolas en edad fértil tienen problemas para concebir de manera natural. A veces, esa dificultad es tan extrema que parece una maldición. Nacer sin útero es una de ellas.

Caducaron los dioses de la fertilidad, pero llegaron otros, los que hacen proezas quirúrgicas e indiscutibles milagros. El bebé que llegará este año, será el primer hijo de una mujer sin útero. Y nacerá con todos los comités de ética en liza.

Se espera para el mes de Abril, en Suecia, y tiene atentos a expertos de todo el mundo. Su caso será el nuevo hito de la reproducción asistida y, sobre todo, la última medalla en la edad de oro de los trasplantes espectaculares. Ha habido otros intentos fallidos. Pero en esta ocasión, todo apunta al éxito.

El mismo útero en el que ella se gestó.

Sara y su madre.

Sara y su madre.

Sara tiene 26 años y es profesora de biología en Suecia. Cuando tenía 15, supo que aunque tenía ovarios sanos, jamás podría tener hijos, porque sufría del síndrome de Rokitansky-Küster-Hauser, una de esas endiabladas enfermedades raras.

Afecta a cerca de cinco mil personas en el mundo y uno de sus perversos efectos es que la mujer, como le ocurría a Sara, nace sin útero.

Pero ella estaba decidida a ser madre. Su personal invocación la llevó a investigar cualquier posibilidad, y hubo suerte. Dio con el trabajo que realizaban los profesionales del Hospital Universitario Sahlgrenska, de la U. de Gotemburgo (Suecia).

Entró en la lotería de las candidatas y salió su número. En el mes de septiembre de 2013 recibió el útero que le donó su madre, Eva Ottosson, de 57 años. Ahora está gestando a su hijo en el mismo útero que le dio cobijo a ella durante nueve mes.

Hay otra mujer a la espera. Ella perdió su útero después de un cáncer. El doctor que lo extirpó, cuando era apenas una niña, fue Mats Brännström, jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Academia Sahlgrenska, de la U. de Gotemburgo hoy, líder de esta pionera intervención que está a punto de dar a luz dos niños.

Brannston contó: “Durante la intervención, aquella chica me dijo: ¿Por qué no me transplantas el útero de mi madre?, y pensé que era una posibilidad”. Años después lo hizo, y ha empezado la cuenta atrás para el nacimiento del bebé.

La polémica: ¿Un útero “debe” trasplantarse?

El trasplante de útero está prohibido en España. Y los comités de ética, de todo el mundo, discuten si debe, o no, practicarse. Y bien, ¿por qué la resistencia? Esto es lo que traerá bajo el brazo, a modo de pan caliente, el bebé sueco que está a punto de nacer.

  • Esta es la base: Todo órgano donado para un trasplante debe ser un órgano vital, cuyo trasplante sea impepinable para salvar la vida del paciente. Un útero no es un órgano vital.
  • Los trasplantes de brazos o cara han pasado los cuidadosos filtros de la ONT por considerar que la situación del paciente es “incapacitante para la vida”. No poder tener un hijo no se considera incapacitante para la vida.
  • Para esta intervención, hay que someter a un elevado riesgo a la donante y a la receptora. Cirugías muy agresivas y tratamientos inmunosupresores (para evitar el rechazo del órgano donado). Se discute si entra dentro del código deontológico de un médico someter a una paciente a una intervención de ese riesgo cuando no es para salvar su vida.
  • Y, claro, también está el precio: 100.000 coronas suecas (11.000 euros). Una cifra que no está al alcance de cualquiera. Aunque sea una proeza quirúrgica, el debate es si estaría justificado que asumiera los gastos un sistema sanitario público como el español.

¿Qué dice la  Organización Nacional de Trasplantes (ONT)?. Su presidente, el doctor Rafael Matesanz, un hombre cabal que coloca a España año tras año a la cabeza de las donaciones en el mundo, ha declarado a diferentes medios: «El riesgo-beneficio en este trasplante es muy elevado: para la donante y también para la receptora. Desde mi punto de vista no está justificado”.
En España serían potenciales candidatas a este procedimiento entre un 0,5 y un 1% de las mujeres estériles. Su única opción para ser madres hasta ahora es la adopción, puesto que la otra alternativa, la gestación por surrogación (o vientre de alquiler) está prohibida.

Con todo esto, ¿cuál es tu opinión? Yo voy a dar la mía

  1. ¿Autorizarías el trasplante de útero en España?      Sí.
  2. ¿El riesgo que supone para la madre merece la pena para tener un hijo?  Creo que el riesgo es algo que debe valorar la madre.
  3.  La adopción ¿es una alternativa suficiente para mujeres que no pueden tener hijos? La adopción es una elección con sus implicaciones específicas, que no tienen por qué ser las mismas que tener un hijo biológico. No son sustitutivas.
  4. Se han aprobado trasplantes de piernas, brazos o cara, que no son vitales, por su aporte a la calidad de vida. La limitación de no poder ser madre, ¿es tan importante? ¿afecta del mismo modo a la calidad de vida?  Para algunas parejas la imposibilidad de tener hijos biológicos es determinante para su calidad de vida. Si existe un posibilidad médica para resolverlo, bienvenida.
  5. ¿La sanidad pública debe correr con los gastos?  Sí. Si no fuera así, sería un remedio solo para quien pudiera pagarlo.
  6. ¿Lo harías? ¿Te trasplantarías un útero si fuera la única opción?  No.
  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest