La falsa historia de la niña noruega de 11 años que se casa el sábado

thea.jpg__800x600_q85_crop

Thea con su falso marido en una de las fotos de su blog.

 

11 de Octubre, es el Día Internacional de la Niña, una iniciativa de Naciones Unidas para crear conciencia sobre los casos de menores en el mundo obligadas a contraer matrimonio. Ese día, sábado, es también el día anunciado para la boda de una niña noruega de 11 años. Thea, rubia, pequeña y emocionada, cuenta desde hace unos días en un blog, Theas Bryllupsblogg,  los preparativos para contraer matrimonio con un hombre de 37 años. Fotos con el anillo de boda, declaraciones de su infantil pudor a la primera noche a solas con un hombre y, añadidos, cientos de detalles que han hecho a millones de personas seguir con estupor “El caso Thea”.

Y todo es falso.  El blog es una campaña de la ONG Plan Internacional para llamar la atención sobre la escalofriante situación, estás sí reales, que viven cada día 39.000 niñas obligadas a casarse en el mundo. 142 millones de niñas se casarán antes de los 18 años a lo largo de la próxima década.

Mientras el blog de Thea y sus mensajes en twitter con el  hastag #stoppbryllupet se han mantenido como lo más visto, leído y comentado en el país, la ONG pedía donaciones mensuales para niñas de El Salvador, China o Sudán que están (ellas sí) en riesgo de contraer matrimonio como moneda de cambio.

Muchos seguidores del blog de Thea mostraron su indignación por consentir en Noruega la boda de una niña de 11 años. Yo quisiera mostrar mi decepción, aunque pase desapercibida, al descubrir cómo una ONG utiliza una agresiva campaña de marketing para que tomemos conciencia de lo que sea, aunque de fondo lleve el aval moral de una realidad que nadie quiere.

Yo creo que no todo vale. A mi hijo, que tiene 11 años, aún le digo que los buenos no mienten.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 pensamientos en “La falsa historia de la niña noruega de 11 años que se casa el sábado

  1. Sophie

    O_O Un poquito fuerte la campaña, ¿no? Me produce más bien rechazo, creo que se ha cruzado la línea del buen gusto. Hay mejores formas de llamar la atención sobre el tema…

    Responder
  2. CrisC

    Disiento amistosamente, Lorena, avalo la campaña hasta donde sé.

    Lo triste del asunto es que la reacción se produzca porque la niña sea occidental, mona y rubita. Como dices, ocurre a diario y en el (tercer) mundo, pero estamos tan atocinados y sordos que, para reaccionar, a veces, al menos algunas veces, no queda otra que una bofetada estética y moral.

    Y ni así.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ cuatro = 9