Vestidos vivos para las primeras exploradoras del espacio

Exoesqueleto para protegerse de los impactos en Mercurio

Exoesqueleto para protegerse de los impactos en Mercurio

Cualquier destino en el Universo es Tierra hostil. Planetas con una gravedad que nos aplastaría como a hormigas, aire tóxico, días de interminable oscuridad, temperaturas ultrafrías, o tan altas que fundirían el plomo…. Todo hace difícil la vida para los humanos ahí fuera. Este proyecto, explora la posibilidad de viajar a otros mundos llevando puesta una “piel” (Wearable Skin) que proteja a las peregrinas del espacio. Son diseños de Neri Oxman,  tecnóloga y bióloga del MIT.

Todos están realizados con impresoras en 3D, y pensados para interactuar con un entorno característico de cada destino en el Sistema Solar, adaptados para generar biomasa, agua, oxígeno y la luz necesaria para sostener la vida más allá de nuestro nido terrícola.

Las piezas están hechas mezclando materiales sintéticos y biológicos. Son vestidos “vivos”, según Oxman. Por ejemplo, la ropa de Saturno incorpora bacterias que convierten los hidrocarburos en comida, y la de la Luna, lleva algas que producen oxígeno. Fascinantes diseños, cada uno de ellos pensado para un nuevo mundo.

JUPITER. Un estómago como falda para poblar el gigante.

Júpiter es el planeta más grande del Sistema Solar, con una masa dos veces y media más grande que la del resto de planetas juntos. La ropa para visitarlo es un único filamento de materia viva, que recrea la forma y las funciones del tracto gastrointestinal. Está diseñado como un órgano para consumir y digerir biomasa, absorbiendo nutrientes y excretando residuos. Se mueve, y está diseñado para que por su interior circulen cianobacterias modificadas que convertirán la luz en azúcares, que servirá de energía para las células de las Evas de Júpiter.

Jupiterpareja

Jupiter1

 

A LA LUNA, una boa que genera oxígeno, en dos colores

Los trajes para las primeras pobladoras de la Luna, ideados por Oxman, están inspirados en la textura del suelo que piso Armstrong. Están hechos con una superficie neumática, que genera y almacena oxígeno. Esta textura contiene bolsas esféricas, “globos” con algas que purifican el aire y producen biocombustibles.

LUna2

Luna1

Pieles para SATURNO

Lo peor de Saturno son sus tormentas gigantes, majestuosas tempestades que llegan a alcanzar una superficie de miles de millones de kilómetros cuadrados. El traje diseñado para visitarlo está cubierto con una densa textura de fibras similares al pelo, que varían en tamaño y densidad para adaptarse a los vientos. Además, esta superficie fibrosa contiene bacterias que pueden convertir hidrocarburos en materia comestible, alimentos seguros para los seres humanos.

Saturno1

Un esqueleto para vivir en MERCURIO

En Mercurio no hay atmósfera, no tiene escudo que proteja de cualquier objeto que pueda impactar contra su superficie. Las viajeras que lleguen a él llevarán un esqueleto exterior, como un caparazón. El modelo está diseñado como si fuera un escudo óseo. Escápula y esternón prolongados hacia el exterior. Esa “cornamenta” actúa como un exoesqueleto que amortiguaría    posibles impactos.

Mercurio1

Mercurio2

mercuriodetalle las 09.52.26

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cinco = 4