Archivo por meses: Febrero 2015

CHEQUEO ESTÉTICO: Me proponen un recorte de pezón por 850 euros

BISTURÍ

“Todo lo que ves se lo debo a los espaguetis”, dijo una vez Sofía Loren. En mi casa debimos comer poca pasta, porque salí normal. Pasados los 40 años, la Loren seguía pareciendo un paraíso, yo no. Pero en sus días de diva, la italiana no contaba con el aluvión de apaños que hoy ofrecen las clínicas de cirugía estética para sustituir a los espaguetis. Decidí pasar por la ITV, a ver qué se podía mejorar.

-“¿Cuántas cosas me arreglarías?”, pregunto a la doctora Josefa Córdoba, experta en retoque de uno de los grandes centros de Madrid, la CLÍNICA S&O. Me escruta de pies a cabeza con más atención que un naturalista a un camaleón. Tengo que respirar profundo para no sentirme una lagartija mientras se detiene en pliegues, surcos y cada una de las huellas de erosión frecuentes en el cuerpo de una mujer normal. A ojos de la doctora Córdoba, necesito un buen repaso.

Todo iba más o menos bien, hasta que empezó a detallar que haría lonchitas mis pezones. “Para mi gusto son muy grandes”, me dice mientras describe por dónde recortaría. “Como si fuera un trozo de pastel, se cortan unas rodajitas, después cosemos, y queda un pezón más pequeño y bonito”.  Me pregunto qué hará con el sobrante. Porque aquí se aprovecha todo.

De eso se trata, de cortar donde sobra y pegar donde falta. Como si mi cuerpo tuviera que encajar en un molde de escayola.

Avanza la doctora Córdoba, y me mira a los ojos. Yo ni me había dado cuenta, pero sufro nada menos que Pexia. Tiemblo. Suena fatal. Se explica: “tu ceja se cae”. Mi ceja se cae.  “Se cae ¿dónde?”, me pregunto.  La doctora diagnostica: “Rellenamos aquí, en la cola de la ceja, y cortamos párpado superior e inferior”. Listo.

Tambien va a sacarme sangre. Con ella, elaborará el unguento de moda, Kim Kardashian, nada menos, lo utiliza: plasma de cuarta generación. Primero tendré que introducirme en una cámara hiperbárica, como si hubiera sufrido un accidente submarino. Después de media hora inmóvil dentro de la cápsula, respirando aire enriquecido en óxigeno y con un camisón horrible, mi sangre será más rica. Entonces se extrae, se centrifuga, se saca el plasma, al plasma, que es amarillo, le echan silicio y vitaminas, como a los cereales del desayuno y, el resultado, lo aplicarán sobre mi cara para que me nutra de mí misma.

En un momento de la exploración, la doctora pellizca mis muslos y mueve la cabeza decepcionada: “el  relleno del pecho no podremos hacerlo con tu propia grasa, de aquí no hay mucho que sacar”.

Continúa más abajo de mi ombligo y, sin bajarme los pantalones, asegura que por mi edad mis genitales deben estar oscuros y secos, como la cueva de Alí Babá. Pero hay remedio. Láser para aclarar, activación de colágeno para hidratar, recorte de labios, hilaurónico para rellenarlos… Se entretiene en el repaso mucho más que mi novio 🙂 Y aquí, además, tuve suerte, me llevaría como regalo de la casa un ligero aumento del grosor del punto G. A ver si ella lo encuentra.

Disimulo mi sudoración espontánea, y trago saliva. Estaba en una clínica de estética, no me habían abducido los aliens.

Tras el riguroso chequeo fui a comer a un restaurante italiano. Mientras devoraba espaguetis a la carbonara, pensé en la propuesta: cortar párpados, reutilizar grasa, alisar piel con un rodillo, meterme en una cámara hiperbárica, ponerme mi propia sangre en la cara… Y todo para encajar en un molde de escayola en el que no entraría ni Sofía Loren.  ¡Que los aliens no se enteren de que hacemos estas cosas!

A los pocos días de la visita, recibí mi informe:

CHEQUEO ESTÉTICO: EN DOS MESES REJUVENECERÉ 10 AÑOS.

Presupuesto total: 11.700 euros.

 

Dentro de la cámara hiperbárica, con la promesa de que oxigenarán mi sangre en media hora de sesión.

Dentro de la cámara hiperbárica, con la promesa de que oxigenarán mi sangre en media hora de sesión.

 

PELO: Necesito unas vitaminas y mesoterapia, que ayuda al crecimiento y fortalece la raíz.199€

ROSTRO: Para empezar, un Botox completo en frente, entrecejo, patas de gallo, nariz y arrugas de conejo. Este tratamiento tendré que repetirlo cada seis meses aprox. 360€
•    Exilis, un tratamiento que combina ultrasonidos y radiofrecuencia, para la flacidez de la piel de la cara. El objetivo es activar mi producción de colágeno. Tres sesiones mínimo. 599€
•     Mesoterapia, pinchacitos con silicio, apoyando el tratamiento de Exilis, para fortalecer el sustrato de la producción de colágeno. 80€
•    Y lo más duro: un peeling para la cara. El peeling químico puede ser medio o más profundo (FENOL). La doctora me recomienda FENOL. Con este peeling “pelas” durante tres días en los que mejor no salgas de casa a no ser que sea carnaval. Después de pelar, me recomienda mesoterapia con vitaminas, una sesión cada semana, combinada con ácido hialurónico. Por la noche, un poco de frío con hielo para combatir la flacidez y ejercicios faciales. Peeling de Alfa Hidroxiacidos100€ Peeling FENOL 250€

LABIOS: Perfilado con hilaurónico para el código de barras. 399€

OJOS: Mis arrugas descienden. Resulta que mi músculo orbicular lanza fibras a la mejilla. Así que necesito un primer tratamiento con Mesobotox, es mesoterapia pinchada en la que se diluye la dosis de Botox. 350€

CEJAS: Sufro un antiestético descenso en las cejas, me recomienda Pexia (levantamiento) de ceja con cirugía, y quitar un poco de piel en los párpados superior e inferior. También está la posibilidad de incluir relleno en la parte superior frontal para subir la cola de la ceja y en el párpado inferior. Además del tratamiento de flacidez con la recuperación de colágeno, me recomiendan un peeling de ojos para quitar ojeras y mejorar la textura de la piel. Un ciclo de cuatro peelings para la zona de los ojos. Peeling 299€ Relleno 399€

LESIONES alrededor del ojo que me quitaría con láser. Dos sesiones para quitar unas una vez, y otras después de un mes. 1 SS 110€

A LOS LOBULOS DE LAS OREJAS les vendría bien un poco de rejuvenecimiento con ácido hialurónico. 399€

CUELLO Y ESCOTE: Un poco de mesoterapia con vitamina en el cuello y escote y un poco de luz pulsada para eliminar la rojez del escote. Tres sesiones durante 21 días.3 SS IPL 599€ + 3 SS VITAMINAS 450€

LESIONES EN EL PECHO que quitaría con el láser de C02. Sesión 110€

PECHOS: Más volumen en las mamas, con cirugía y prótesis. 5.200€

PEZÓN: Me recomienda una reducción del tamaño de los pezones, y la doctora detalla que se cortan unas lonchitas, como si fuera un trozo de pastel: “unimos después y queda un pezón más pequeño y bonito”. 850€

ABDOMEN: Tres sesiones de Exilis y listo. 599€

CARTUCHERAS: Me recomienda un par de sesiones de O.P.A.C, que son ondas de alta y baja frecuencia. Y unas diez sesiones de LPG, que es una máquina de rodillos motorizados, se mete la piel en ellos y la van alisando. 10 SS LPG 599€ 1 SS LPG 70€

REJUVENECIMIENTO VAGINAL: Con láser de Fotona, que estimula la formación de colágeno, sin cirugía. Es un láser interno. También me ofrece una pasadita de láser por los genitales externos, para blanquearlos. Si los labios genitales están vacíos se rellenan con ácido hilaurónico, y si están grandes se recortan, y el clítoris se puede aumentar con un poco de grasa del cuerpo, ese ácido hilaurónico en los genitales dura mucho, hasta tres años, y, ya de paso, se puede poner un poco para aumentar el grosor del punto G.

CÁMARA HIPERBÁRICA Y PLASMA: La propuesta consiste primero en meterme en la cámara hiperbárica para oxigenar mi sangre. Después se extrae la sangre, se centrifuga, y el plasma resultante, mezclado con vitaminas y silicio, se inyecta con pequeños y múltiples picoteos de aguja fina (mesoterapia) en el rostro. Lo llaman el plasma de cuarta generación porque viene enriquecido. Por eso, hay que meterse primero dentro de la cámara hiperbárica. Después de 30 minutos, parece que aumenta la cantidad de óxigeno en sangre. 1 SS 320€

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Es más probable encontrar un alien que a tu media naranja

alienlove

Siento el catastrofismo romántico, y más cuando se avecina el gran día de los periquitos, pero estadísticamente es más probable encontrar un alien en la alcoba que el que duerme a tu lado sea tu alma gemela.

La teoría de la media naranja expone que existe una única persona en el mundo que es perfecta para ti, un “alguien” 100% a tu medida, una media naranja sin exprimir que aguarda este sábado el palo de selfi que olvidaron los Reyes Magos.

La literatura ha encumbrado en numerosas ocasiones el mito de la naranja a medias.

“Una bonita mañana de Abril, en una estrecha calle del barrio chic de Harujuku en Tokio, me crucé andando con la chica 100% perfecta…”. Así comienza Murakami su relato La chica 100% perfecta.

Y como le ocurre al protagonista del cuento, la teoría dice que sabrás que es tu alma gemela en cuanto le mires a los ojos.

Saco la calculadora. Hora de hacer cuentas con el amor. Si existe esa única persona que me encaja como un guante, ¿es posible dar con él, o ella? Después de los cálculos, compruebo que es más probable que aterrice un OVNI en mi balcón.

Mi alma gemela, ese ser único con un “check” en el ojo que me hará reconocerle de un vistazo, alguien nacido para mí… Primero no sé ni dónde vive ni tengo pistas sobre su cuenta en twitter. Así que la primera cuestión es esta, ¿esa media naranja habrá nacido en el momento oportuno? ¿o habrá muerto ya?

El 94% de los que podrían haber sido candidatos a nuestra media naranja ya están muertos

Saco la máquina del tiempo. La aparición del Homo sapiens puede haber tenido lugar cerca del 50.000 aC. Y se calcula que en ese tiempo se han producido 106.000 millones de nacimientos. Más de cien mil millones de seres humanos, más o menos, han pasado ya por el planeta, y sólo siete mil millones estamos vivos ahora. Así, el 94 % de los que podrían haber sido candidatos a nuestra media naranja ya están muertos. Sólo un 5,8 por ciento de todas las personas que han nacido en la historia de la humanidad están vivos hoy en día. Es bastante probable que tu otro tú sentimental haya nacido ya, y no esté entre los vivos. Eso suena horrible. Pero espera, la cosa se pone peor. Podemos no sólo limitarnos a los seres humanos en el pasado; tenemos que incluir un número indeterminado de humanos futuros. Mala suerte.

Aceptemos que eres una afortunada y tu media naranja vive en tiempo presente. Hay que asumir que tiene una edad en la que tener una relación con él no supone cometer un delito. Dándonos un margen de 15 años por encima o 15 por debajo, el número mundial de candidatos ya se reduce bastante, pero aún nos quedarían alrededor de 500 millones de posibles coincidencias. No está mal. Hay que restarle las diferencias de género  y orientación sexual, cada uno, la que guste. Ayudará que seáis de la misma cultura, no vaya a ser que tu alma gemela sea uno de los dos únicos habitantes del planeta que hablan Lemerig.

Con esto llegamos a la gran prueba de fuego.  La idea es que te das cuenta de que es él o ella cuando le miras a los ojos. Así que, para localizarle, hay que mirar muchos ojos, pero ¿cuántos? Pongamos como media que ves a 12 personas extrañas diariamente (si viajas en metro suma 100), contando con que un 10% de ellos estén en tu margen de edad, esto suma unos 50.000 candidatos a lo largo de la vida. Recuerdo que los potenciales medias naranjas vivos son 500 millones, así que, para poder echarle un vistazo a todos, nececesitas unas diez mil vidas, te vas a hartar.

Y qué hay sobre los aliens. Satélites y telescopios ofrecen últimamente grandes alegrías: nuevos planetas localizados parecidos a la Tierra en tamaño y composición, que además se encuentran en lo que los astrofísicos llaman zona de habitabilidad, es decir, a una distancia óptima de su estrella como para albergar agua líquida. Esto hace que haya científicos optimistas que están convencidos al cien por cien de que existe vida extraterrestre, aunque se trate de grises bacterias, y que en los próximos cincuenta años se podrá encontrar algún tipo de señal extraterrestre.

50 años para recibir una señal alien, diez mil vidas necesarias para dar con el amor de tu vida, ¡no hay color!

Aunque tengo que señalar que científicos serios han calculado la media del número de veces que la vida surgiría cada mil millones de años en un planeta similar a la Tierra, y sus investigaciones sugieren que la abiogénesis en otros planetas sería un evento raro e improbable. Vamos, a la misma altura del hallazgo de la media naranja.

Matemáticamente, queda demostrado que nunca voy a encontrar a mi media naranja, ¡qué liberación! Ahora aparecen 500 millones de posibles relaciones en lo que me resta de vida. Voy a lavarme los dientes.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Las primeras cirugías contra el cáncer, 200 años atrás

ilustracioncancer

Esta ilustración es de Felicia Olin. Retrata a una mujer que ha tenido que extirparse un pecho para sobrevivir, que ha vencido al cáncer, una mujer con una cicatriz. En su hombro, un cuervo, y en la cabeza, una amapola. Entre los que creen en la interpretación de los sueños, el cuervo simboliza el mensajero de un inminente cambio en la vida, y la llegada de la muerte y la tristeza. La amapola significa el sacrificio que tienes que hacer para alejarte del pasado y confiar en el futuro.

Me pareció bellísima su ilustración. Como lo son las siguientes que acompañan este texto. Publicadas en un libro de 1809, documentan varias cirugíasmed_illustration_34 realizadas por el médico japonés Seishu Hanaoka. med_illustration_35

Hanaoka logró extirpar tumores bajo anestesia general por primera vez en el mundo. Estas ilustraciones representan la extirpación de un tumor en el pecho a una paciente de 60 años. Era el 13 de octubre de 1804, cerca de 40 años antes de que se empezara a utilizar el éter como anestésico en Harvard y, de ahí, en el resto del mundo. Hanaoka repitió su cirugía muchas veces, un total de 156 intervenciones fueron a mujeres con cáncer de pecho. Se ganó un primer puesto en la historia de la anestesia, y su logro fue realmente destacado en tiempos en los que el dolor, y aguantarlo, se consideraba una virtud.

Hoy, Día Mundial del Cáncer, los científicos que trabajan para erradicarlo aspiran a que, en un plazo de entre diez y veinte años, esta dolencia sea una “enfermedad crónica en todos los casos”, con tratamientos para su control de manera estable. Es una posibilidad real, no es un sueño. Aún así, y porque confío en el futuro, voy a ponerme una amapola en el pelo.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest