Obelix llevaba bragas

Asterix

Obelix, un bárbaro del norte, el héroe que cayó en la marmita de los trompazos a granel, el ingenuo galo que transportaba menhires a la espalda, llevaba bragas. Ha sido mi hallazgo liguístico de esta mañana.

En los día de Obelix y los suyos, sus enemigos, los romanos, usaban una pequeñez que llamaban subligaculum para calentarse la entrepierna en climas fríos (culum es un sufijo que indica pequeño). Así, se enfrentaban a la batalla y al frío con un taparrabos diminuto. Los galos, sin embargo, vestían una prenda más abrigadita, larga hasta los pies, que recibía el nombre de “braga”. De ahí que a los galos les llamaran bracati (bragados) por el uso de bragas. Y las de Obelix eran de encantadoras rayas azules y blancas.

Los romanos acabaron adoptando la prenda y la palabra. Extendieron su uso allá por donde sembraron Imperio, y, con el tiempo, se convirtió en una prenda interior, solo para mujeres, y fue reduciento su tamaño hasta hacerse tan diminuta que a mí a veces me cuesta encontrarlas 🙂

Este hallazgo de las bragas de Obelix lo he hecho en un curioso libro sobre el origen de las palabras escrito por Virgilio Ortega y publicado por la editorial Crítica: “El fascinante juego de las palabras”.

  • Tweet about this on Twitter
  • Pin on Pinterest

Un pensamiento en “Obelix llevaba bragas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − 3 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es