Los tacones se desploman

La alarma la ha desatado el Grupo NPD: las ventas de tacones altos cayeron un 12 por ciento en 2017, mientras que el mercado de zapatillas aumentó el 37 por ciento

El descenso en las ventas no es porque haya menos opciones. Según Edited, el inventario de tacón alto subió un 28%, es decir, había mucho más para elegir, y tenían una media de un 47% de descuento.

Los analistas lo atribuyen a una vida de mujer más activa y multitarea, y no aluden a que, sobre todo los últimos diseños, parecen con frecuencia maquinas de tortura medieval con hueco para un pie.

El hombre abandonó el tacón mucho antes. Llegaron a Europa en el S.XVII, cuando en la Corte adoraban los adornos persas, entre ellos, el  tacón en los zapatos. Los empezaron a calzar los aristócratas por embarradas calles adoquinadas. Cuando lo imitaron los hombres de clases más bajas,  los aristócratas aumentaron centímetros a los suyos y así nacieron los zapatos de tacón, ligadísimos al estatus social.

Luis XIV, bajito para ser rey, los llevaba rojos, el color elegido para que representaran el ardor de la batalla. En la segunda década del S.XVII la mujer incluyó en su atuendo prendas hasta entonces solo masculinas, entre ellas los tacones, y se los quedó.

Y así,  se camina mal, se conduce peor, es imposible cruzar la calle corriendo sin jugarse la vida, te duelen los pies, la espalda … hay que alejarse del hielo, la hierba y la arena…. Pero se cuentan por docenas en los armarios de Occidente. Ahora, sin embargo, los datos de venta en el mundo hablan de que el tacón está malherido. Quizá en breve renazca, más alto y más rojo, pero también es posible que la fascinación Persa haya perdido su poderoso influjo.   

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 pensamientos en “Los tacones se desploman

  1. tienda sexy

    Es que viendo lo incómodos que son ¿como no van a desaparecer? tu misma lo has dicho son máquinas de tortura con un hueco para el pie. yo siempre he pensado que los diseñadores de zapatos son hombres misóginos y que quieren ver desaparecer a las mujeres de la faz de la tierra, porque no entiendo el concepto zapato de tacón. Tengo 40 años y creo que he usado tacones con 22 y 23 años. Luego los desterré de mi armario por ser básicamente inútiles con un metro setenta y poco.
    Hoy veo con gracia cómo muchas chicas de empresas “avanzadas” van a trabajar en zapatillas y me alegro, por ellas por sus pies, su salud, y por el mundo. Se puede ser muy sexy sin llevar tacones y se puede ser mujer sin tener que sufrir para estar guapa.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 5 = diez