Archivo de la etiqueta: día de la felicidad

La felicidad es un trastorno mental. 11 puntos que lo demuestran.

Felicidad

 

Hoy, en la segunda edición de El día de la Felicidad, me vino a la cabeza esta frase de Andie MacDowell en Sexo, mentiras y cintas de vídeo: “Ser feliz no es tan bueno. La última vez que fui realmente feliz engordé siete kilos”. Además, recordé el irónico estudio de un psicólogo de la Universidad de Liverpool que explica por qué la felicidad reúne todas las condiciones para ser considerada un delirio transitorio.

“La felicidad es un trastorno mental” .

Se discutió en el Journal of Medical Ethics con este artículo: Propuesta para clasificar la felicidad como un trastorno psiquiátrico. El autor, catedrático de psicología de la Universidad de Liverpool, el profesor Richard Bentall, es famoso por sus amplias investigaciones sobre psicosis, delirios y alucinaciones. Bentall es conocido, además, por sus posturas antipsiquiátricas, y a menudo advierte sobre el abuso que se hace de los psicofármacos. Polémico con causa, Bentall encontró que la felicidad reúne todas las condiciones para que sea incluida en la ‘biblia’ de la psiquiatría, el manual diagnóstico y estadístico de las enfermedades mentales o DSM, y propuso que deberíamos dejar de llamarla “Felicidad” para referirnos a ella como Major Affective Disorder (MAD)-Pleasant Type. Así defendió su propuesta:

  • 1. La Felicidad es estadísticamente anormal.
  • 2. Se observa por un conjunto de síntomas reconocibles.
  • 3. Los síntomas más frecuencias son levantarse de buen humor por la mañana, tener buen apetito y una erotomanía (creer que todo el mundo te quiere) persistente.
  • 4. Refleja un funcionamiento anormal del sistema nervioso central.
  • 5. Las conductas más asociadas a la felicidad incluyen expresiones de la cara particulares, como la sonrisa, así como el comportamiento despreocupado, impulsivo e imprevisible.
  • 6. La felicidad es irracional. Cuando se padece, uno suele sobreestimar su control personal sobre la realidad, hasta el punto de llegar a pensar que los sucesos totalmente azarosos de la vida ocurren expresamente para beneficiarle a él.
  • 7. Los felices hacen una evaluación personal irreal de sus capacidades, y creen que los otros comparten esta opinión.
  • 8. Los individuos de las clases socioconómicas altas, generalmente manifiestan mayor felicidad, lo que refleja que están expuestos con más frecuencia a factores ambientales de riesgo.
  • 9. La gente feliz tiene dificultades para recuperar de su memoria a largo plazo sucesos negativos.
  • 10. No son imparciales cuando se comparan a sí mismos con otros.
  • 11. Se aprecia que la felicidad puede ser un trastorno pasajero, que revierte en pocos minutos, o crónico. Por lo que ha de considerarse en posteriores estudios la predisposición genética del individuo a padecerla.

En resumen, la felicidad reúne todos los factores para ser considerada un trastorno psiquiátrico, aunque no se puede dejar a un lado el hecho de que no es indeseable. Sin embargo, que algo sea “deseable o no” es una cuestión ética  y, por tanto, según el Profesor Bentall, científicamente irrelevante.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest