Archivo de la etiqueta: dormir

5 Top Models durmiendo solas. Separar la cama es tendencia, sin que acabe el amor

 

 

Liberty Roos, modelo y actriz en "Blancanieves y la leyenda del cazador"

Liberty Roos, modelo y actriz en “Blancanieves y la leyenda del cazador”

Dormir, como hecho biológico, es egoísta y solitario, como comer chicle o correr un maratón. “Se duerme mejor a solas”, dicen lo expertos en calidad del sueño. “Es mejor dormir en pareja”, afirman los psicólogos que apuestan porque el contacto de pieles es salud, y propicia el sexo. Belle de jour dormía en la misma cama que su marido, pero sin sexo con él. Un esposo demasiado perfecto impedía que Séverine se sintiera deseada. Así que hay razones para todo.

De EE.UU llega una nueva tendencia, separar las habitaciones de matrimonio, sin que signifique el fin del amor. Según una encuesta que realizó la Fundación Nacional del Sueño en Estados Unidos, una de cuatro parejas ha optado ya por el colchón para uno. Sin embargo, lo común en nuestra cultura es pensar que, dormir en camas distintas, es una metáfora de ruptura. Así que hay quien guarda un auténtico secreto de alcoba, y sobrevive a ronquidos, peleas por la sábana y retorcimientos musculares porque siente que partir la cama es como partir un corazón.

Estas imágenes muestran a modelos durmieron mientras cámaras de vídeo grababan sus vueltas y enredos en la noche. En total fueron nueve, durmiendo solas. Lo hicieron en el hotel Metropolitan para una peculiar sesión de moda que ocurría mientras ellas dormían. Estilismo, maquillaje y cada una en una habitación distinta. La idea fue de SHOWstudio. El vídeo dura 8 minutos y estás son algunas imágenes. Su desenfoque ayuda a imaginar sus sueños, solitarios.

 

Devon Aoki, Miho en "Sin City".

Devon Aoki, Miho en “Sin City”.

Natasah Prince es una top model británica

Natasah Prince es una top model británica

 

Anna-Maria Cseh, modelo y actriz húngara. En occidente, aparecía en  "Good" (2008), con  Viggo Mortensen.

Anna-Maria Cseh, modelo y actriz húngara. Trabajó como actriz en “Good” (2008), con Viggo Mortensen.

La modelo que encarnó a Sofía Loren en una campaña de fotos para  Guess hechas por Bryan Adams

La súper modelo que encarnó a Sofía Loren en una campaña de fotos para Guess hechas por Bryan Adams

¿Por qué domirmos en pareja? “El que duerme solo quizá ya no despierte”.

No siempre las parejas durmieron juntas. En la época Victoriana dormir con el marido era una ordinariez. Y solo en la década de 1960 se hicieron famosas las camas dobles.

En algunas  tribus de Indonesia y Nueva Guinea – según la antropóloga Carol Worthman, directora del Laboratorio de Biología Humana Comparada en la Universidad Emory, en Atlanta― las personas duermen juntas para protegerse de los fantasmas. “Creen que cuando duermen se van al mundo de los espíritus, pero sus acompañantes les traen de vuelta”. Tienen esta creencia:  “El que duerme solo quizá ya no despierte”.

En occidente los miedos fueron parecidos. La oscuridad, las brujas y el delito ―que es más audaz cuando no hay luz― nos llevaron a la cama de dos en dos, como al Arca de Noé. Un historiador americano, Roger Ekirch, cuenta en su libro At Day’s Close: Night in Times Past que:  “Las familias se sentían más vulnerables cuando caía la noche. Dormir juntos  proporciona un fuerte sentido de la seguridad, dado el aumento de peligros, reales o imaginarios: los ladrones, fantasmas, las brujas, y hasta el príncipe de las tinieblas se manifiesta en la noche”

En nuestra cultura, el demonio es otro. No nos asustan las brujas (que quedan pocas), sino la visión de que las parejas que separan camas no se quieren y, además, no tienen sexo.

Una especialista americana en relaciones de pareja, Lee Crespi, lo explica así: “Hay gente que dice que dormir separados no es bueno, ya que fomenta la distancia, y si desean hacerlo, porque duermen mejor solos, lo mantienen en secreto. Pero la gente, de hecho, duerme más profundamente cuando lo hacen a solas”.

Sin embargo, queda la posibilidad de que dos duerman juntos sencillamente porque abrazarse al cuerpo de otro, en intervalos nocturnos, para homínidos y homínidas, es un gustazo y una experiencia corporal tan libre como compartir el desayuno, o correr juntos el mismo maratón. Compartir piel libera oxitocina —la famosa hormona del amor— dicen los expertos. Y esto ocurre más si duermes sin pijama.

Ya está más cerca la hora de la siesta 🙂 Personalmente, hoy elijo oxitocina.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest