Archivo de la etiqueta: Liquid Trust

La hormona del amor se puede comprar. ¿Qué me estoy perdiendo?

 

amor

Acaban de publicar en PloS One un estudio en el que explican que la oxitocina, también conocida como la “hormona del amor”, podría utilizarse como tratamiento para la anorexia nerviosa. Una medalla más para esta hormona del “buen rollo” que generamos de forma natural, unos más y otros menos. Dice mi amiga Morgana que cuanta más oxitocina tengas en sangre, más te gusta el Here Comes the Sun de los Beatles. No es una prueba rigurosa, pero te da una idea.

Desde hace unos años, se comercializan sprays de oxitocina pura. Liquid Trust! (confianza líquida) es uno de los que se puede comprar por internet.  No sé si me pierdo algo por no rociarme de pies a cabeza (al menos los lunes), o si son un timo hormonal. Así que he preguntado a Manuel Martín-Loeches, profesor de psicobiología de la UCM y neurocientífico cognitivo, antes de aflojar los 30 euros que cuesta el frasco pequeño. Adelanto que Martín-Loeches, hombre sabio, me quitó las ganas de comprar seis cajas.

Lo primero interesante es que el efecto de la oxitocina, administrada como spray nasal y no en la piel, tiene base científica. Estos son los  beneficios que se le han atribuido en diversos estudios serios:

  • 1.  Los hombres con más oxitocina son más fieles y monógamos, según un estudio de la Universidad de Bonn (Alemania).
  • 2. Los hombres con elevadas cantidades de oxitocina ven a sus parejas más atractivas que aquellos con niveles más bajos. (En el mismo estudio de arriba).
  • 3. La administración intranasal de oxitocina hace que confíes más en los desconocidos, según un trabajo de investigadores suizos publicado en 2004.
  • 4. Estimula el contacto entre las parejas y ello repercute en la buena relación sentimental.
  • 5.  En el ámbito médico se conoce también como la hormona del apego o del abrazo, y se sintetiza en grandes cantidades durante el embarazo.
  • 6. Mejora la confianza en uno mismo en contextos sociales y combate la timidez según investigadores de la Universidad Concordia de Montreal (Canadá).
  • 7. Potencia los buenos recuerdos de los hombres sobre el afecto de sus madres durante la infancia, según un estudio publicado en PNAS.
  • 8. Las mujeres con más oxitocina se divorcian menos.

La sensación es que en los laboratorios han cercado a la hormona perfecta. Con esta base, los sprays que prometen confianza en uno mismo y el amor eterno se ofrecen en el mercado de internet sin trabas. Y bien, ¿me lo compro? Planteo mis dudas a Manuel Martín-Loeches:

Duda 1: ¿Cómo andaré yo de oxitocina?

Pregunta:  ¿Se puede ver en un análisis de sangre? ¿Hay unos niveles medios de oxitocina y gente que está por encima o por debajo de esos niveles?

Respuesta: Efectivamente, se conocen sus niveles mediante análisis de sangre. Se deja una vía abierta y fija, y se van tomando muestras cada ciertos minutos o en momentos críticos. Ya sé que suena un poco farragoso, pero es así… Claro que hay unos niveles medios, pero la gente varía, y hay quién está por encima y por debajo de esos niveles medios. En la misma gente aumenta o disminuyen sus niveles según lo que ocurra en su vida.

Duda 2:  ¿Lo habré heredado de mi madre? 

Pregunta. ¿Hay gente que tiene más oxitocina de forma natural? ¿Tiene que ver con los genes? ¿Depende de que seamos más o menos felices? ¿Ambas cosas a la vez?

Respuesta: Parece que hay una buena contribución genética. De entrada, la especie humana tiene niveles más altos que otros primates, por ejemplo los chimpancés. Igual les pasa a algunos ratones, que hay algunos más sociales y más monógamos, como especie, con niveles medios de oxitocina más altos. Hace un año o algo más salió un artículo donde se comprobaba que había algunas variantes genéticas que conllevaban mayores o menores niveles de oxitocina, pero –como todo- dependiendo del tipo de vida que uno lleve, de los logros alcanzados, etc, la oxitocina puede variar. En ese estudio se vio que mujeres con la variante que implicaba menos oxitocina eran más propensas al divorcio.

Duda 3. ¿Si voy al trabajo en bici, tendré más oxitocina?

Pregunta: ¿Practicar sexo, hacer deporte, o comer chocolate hace que produzcamos más oxitocina?

Respuesta: Ciertas actividades diarias como las que señalas aumentan los niveles de oxitocina de forma natural. A su vez, partir de niveles altos de oxitocina fomenta ciertas conductas que hacen que generemos más oxitocina y nos sintamos mejor. Es como una pescadilla que se muerde la cola.

Duda 4.  ¿Me compro el spray?

Pregunta: Ya hay sprays de oxitocina a la venta. ¿Sirven para algo? ¿No son como un fármaco?

Respuesta: Evidentemente tendrían que regular esto, claro que son como un fármaco. Acabo de escribir un artículo para El Cultural en el que critico ese descontrol, pues estudios recientes cuentan que los excesos de oxitocina también traen malas consecuencias, como sentirse “hipersensible” a mensajes sociales, de manera que se podría uno volver hasta paranoico.

¡Vaya! Creo que los lunes seguirán siendo difíciles.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest