Archivo de la etiqueta: belleza

Penélope Cruz y la princesa de Éboli ¿se parecen? 500 años de belleza en España

No hay acuerdo sobre la belleza. Al menos, no hay acuerdo formal. La revista Nature (biblia de la ciencia) le dedicó un número entero (Nature 526) a intentar explicarla. Los científicos la abordan, por ejemplo, investigando lo que ocurre en nuestro cerebro cuando vemos algo o a alguien hermoso; y entonces señalan regiones cerebrales más activas, hormonas que se multiplican, y concluyen que ver lo bello nos da placer.

“¡Qué bien te quedas cuando te sonríe una mujer guapa!”, dice mi amigo Vicente. A eso, exactamente, se refieren los neurocientíficos cuando explican que ver lo bello produce una recompensa emocional. Pero en laboratorios y universidades la belleza resulta algo parecido a la materia oscura: se sabe qué está, por los efectos que produce, pero no de qué está hecha.

Los antropólogos, por su parte, afirman que la belleza es útil para el éxito de la especie. Apuntan que sirve en la selección sexual, y que lo hermoso es, biológicamente, casi sinónimo de sano. A lo largo de la historia, han señalado la proporción en los rasgos, la simetría en el rostro, el grosor de labios, la dilatación de las pupilas… Incluso la velocidad de parpadeo se mide y contempla para dar con la fórmula de la belleza perfecta. A veces afinan en milímetros, y aseguran que vemos lo bello en aquellos rasgos que son ligeramente (solo ligeramente) más grandes que la media. Es decir, labios un pelín más gruesos, ojos mínimamente más grandes… Pero ni siquiera entre los sabios se ponen de acuerdo.

A lo largo de todo el número de la revista Nature, y entre todas las investigaciones recogidas, no hay consenso para explicar qué hay en común en los rostros de estas mujeres, todas ellas, iconos de belleza en algún momento de nuestra historia. Y así, como la materia oscura, se sabe que la belleza está, pero su naturaleza sigue siendo un secreto.

 

La princesa de Éboli (1540-1592)

1-princesadeeboli

Era miembro de una de las más importantes familias de la nobleza castellana en tiempos de Felipe II. Se casó muy joven con el príncipe que la dio apellido, el príncipe de Éboli, un “pacifista” en tiempos de pugnas en Flandes. Murió su esposo, y ella tomó relevancia en asuntos políticos. Fue acusada de intrigas, espionaje y amores prohibidos. Su enorme belleza la acentuaba un parche en el ojo derecho que la leyenda atribuye a un duelo de espadas. “Si la mayor honra, gala y hermosura de las damas y princesas antiguas estaba repartida entre Helena y Penélope, ahora, en nuestra era, todo junto se remata en la eximia Princesa de Éboli” (Pedro de Madariaga).

 

La maja desnuda, una mujer real

2-Goyamajadesnuda

Es una de las más célebres obras de Francisco de Goya. Es una obra de encargo pintada antes de 1800. Retrata a una hermosa mujer, real y desnuda. En su época, la llamaron La gitana.

La Chelito. La cupletista que buscaba “La pulga” entre sus faldas.

5-chelito

Fue una de las grandes estrellas de principios del sigo  XX y la primera mujer empresaria teatral española. Ella hizo famoso el cuplé de “La Pulga”, quizá la joya de ese cabaré pícaro que sonrojaba  a un público fascinado con La Chelito. “¡Ay, señor, quién me quiere desnudar”, decía el primer verso del cuplé, ¡na menos!  Tuvo gran éxito en Cuba, y su nombre se hizo marca. Se fabricaron cigarros Chelito, los fósforos Chelito, las corbatas Chelito…

La Bella Otero. La Penélope Cruz del s. XIX

4-labellaotero1A finales del s. XIX fue un equivalente a lo que hoy es Penélope Cruz. Como bailarina hizo su carrera en Francia y fue uno de los personajes más destacados de la Belle Époque, figura imprescindible en los círculos artísticos y la vida galante de París.

La emperatriz Eugenia de Montijo y el perfume imperial.

3-eugenia de Montijo-WinterhalterCondesa de Teba, más conocida como Eugenia de Montijo, fue emperatriz consorte de los franceses como esposa de Napoleón III. Referente de la moda e imitada por las damas de alta clase social. Guerlain, una de las casas de perfume más antiguas del mundo creó un perfume para ella. Balzac, por ejemplo, le encargó  Guerlain un Eau de Toilette para que le inspirara a la hora de escribir su novela “César Birotteau”. Sin embargo, fue la creación del Eau de Cologne Impériale para la emperatriz Eugenia de Montijo lo que convirtió a Guerlain en proveedora de todas las cortes europeas,

 

La actriz Isabel de Pomes, de “belleza serena”.

6-Isabel de PomesDebutó en el cine con 16 años y fue muy popular en la década de los años cuarenta. Su consagración llegó en 1944 con La torre de los siete jorobados y su gran éxito popular se estrenó en 1948: Botón de ancla, de Ramón Torrado. Intervino  en El alcalde de Zalamea, Viento del norte, Amanecer en Puerta Oscura, La noche y el alba, Un ángel pasó por Brooklyn, Ama Rosa, Historia de una noche… algunas de las cuales siguen contando entre las películas más notables del cine español de los últimos años cincuenta. De ella decían que era “una belleza serena”.

Maruja García, abrió la puerta de Europa

7-marujagarcia

En 1961 había ganado el concurso de Miss Mallorca y ese mismo año, en Beirut, fue la primera española en conseguir el título de Miss Europa, en tiempos en los que Europa era casi como Marte.

Carmen Sevilla, la ”novia de España”.

8-carmensevillaCantante, actriz, presentadora… Probablemente es la más reconocida como icono de una época en nuestro país. El director Juan Antonio Bardem le dio un papel en La venganza (1957), que fue la primera cinta española candidata al Premio Óscar a la Mejor Película de habla no inglesa. Y recuperó su enorme popularidad presentando un programa de televisión de loterías. Inolvidables sus despistes. Hasta finales de 2010 presentó en Televisión Española  Cine de barrio.

Sara Montiel… Fumando espero.

9-sara-montielbelleza

Saritísima, la bautizó Terenci Moix. Fue la primera gran estrella española que llegó a Hollywood. Protagonizó películas como Veracruz o El último cuplé. En esta cinta cantaba su carnal versión de Fumando espero, un tango extraordinarimente provocador en sus días, tanto que en España se recortó parte de su letra, la que aludía al cigarro después de hacer el amor.

Amparo Muñoz, y “el destape”

11-amparomunozab

La única española Miss Universo. También fue actriz. Tocata y fuga de Lolita fue su primera película. En los años setenta el cine español estaba en pleno auge del llamado destape, y  Amparo Muñoz fue una de sus más hermosas estrellas: Sensualidad (Germán Lorente, 1975), Clara es el precio (Vicente Aranda, 1975) La otra alcoba (Eloy de la Iglesia, 1976). Pero un día ocupó las portadas de las revista como bello juguete roto. Falleció en Málaga el 27 de Febrero de 2011, a los 56 años.

Maribel Verdú, la “amante” más desgarradora

12-Maribel-VerduamantesEn 27 horas, de Montxo Armendáriz, interpretaba a una chica drogadicta, y sobresalió por primera vez. Para ella, su papel en Amantes, de Vicente Aranda, la hizo mujer en el mundo de la interpretación. ¡Enorme, Verdú!

Penélope Cruz, la “P” universal.

13ApenelopeOirle cantar “La piconera” en alemán lo dice casi  todo sobre ella. También, verla caminar en Jamón Jamón. Hija de un mecánico y una peluquera, nacida en un sencillo pueblo de Madrid… Y ganadora de un Oscar a la mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona, dirigida por Woody Allen.

Paz Vega, la belleza sale de dentro.

Ha interpretado a Carmen de Mérimée y a Santa Teresa de Jesús. Ha trabajado a las órdenes de Almodóvar y Medem, y en The spirit, en EE.UU. “Parece un tópico –dice en una entrevista–, pero la belleza es algo que se lleva dentro”

Helen Lindes, empezó con escándalo

15-helenlindesDesde las Islas Canarias, se impuso en la edición de Miss España de 2000 y un año más tarde quedó segunda dama de honor en el certamen de Miss Universo. Apareció semi-desnuda en la revista Interviú unos días antes del concurso, cuando todavía no había cumplido los 18 años.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La máquina de hacer hoyuelos y otros 7 inventos insólitos para la belleza

tecnobelleza0k

La máscara Fine-Light Skin es un acierto para carnavales. Emite luces rojas y tiene un diseño tan cool que pareces a punto de explorar un exoplaneta. La ha desarrollado un médico británico, Simon George. Es de plástico, dentro lleva paneles de luces LEDs e incorpora batería recargable y gafas protectoras. La máscara de Simon, según él dice, sirve para recuperar la tersura de la piel del rostro, en sesiones de 20 minutos, y es el último gadget, en oferta, para curar arrugas. El doctor compara su función con “la fotosíntesis en el ser humano”. Añade que “ la luz es absorbida por las mitocondrias de las células, las activa y hace que produzcan colágeno”. ¡Toma ya! Pregunto a una amiga dermatóloga y se lleva las manos a la máscara, pero para arañarla. “La potencia de esos LEDs es tan pequeña que no le hace a las células ni cosquillas”, me dice. Le pregunto si podré reciclar para el mismo uso los LEDs del árbol de Navidad. ¡Y dice que sí!

La belleza da dinero desde que existen los espejos. Y hoy vivimos un boom de gadgets  con radiofrecuencia, luces LEDS y vibraciones a todo ritmo que prometen retrasar unos minutos el reloj de la vida. Pero no son nada nuevo. Fine-Light Skin tiene sus ancestros. Máquinas para afinar la barbilla, rayos X para afeitado, un casco que evita la calvicie…

El medidor de belleza para actrices de Hollywood.

Lo desarrollló una importante empresa de cosméticos. Aseguraban que el Beauty Micrometer detectaba los defectos en un rostro femenino que eran imperceptibles a simple vista. Con las bases de la proporción aurea y la simetría del rostro como regla infalible para ser guapa, el medidor dejaba fuera lo que sobraba. Después, se podía corregir con maquillaje. Se colocaba alrededor de la cabeza y tenía 325 tipos de ajustes para hacer una medición fina. Valoraba la longitud de la nariz, la separación de los ojos, la altura de los pómulos etc. Se desarrolló especialmente para mimar el maquillaje de la actrices.

16

Las curvas de la juventud

“Las curvas de la juventud serán tuyas si tiras de las cuerdas”. El eslogan lo prometía todo. “Dale a tu rostro la elasticidad y la frescura de la juventud”. El sistema de correajes propuesto por el Profesor Eugene Mack, de Nueva York, producía un masaje continuado en la barbilla y el cuello y, además de prevenir la horrible posibilidad de tener papada, daba un color natural a las mejillas y reducía las arrugas. ¿Qué más se podía pedir por 10 dólares?

Curves-of-Youth-chin-reducer-1890s-e1349217015697

 

La máquina de hacer hoyuelos

Resulta que la dimpleplastia es una más de las ofertas habituales en cirugía estética, para mi  asombro. Se trata de que te cosan unos hoyuelos artificiales. Te hacen una pequeña incisión y cosen, dejando un agujero en medio del pómulo. Es como abrir un ojal. En 1936 se publicó este anunció en la prensa norteamericana. Es el invento de una mujer, Isabella Gilbert, de Rochester, N.Y. Se trata de una máscara para hacer hoyuelos. Se estrecha más abajo del pómulo y, desde dentro, dos protuberancias presionan lo justo para hacer el hueco.

Dimple

Casco para evitar la calvicie

La alta tecnología del año 1925 desarrolló este termo-casco que revertía la calvicie. Prometía recuperar los rizos perdidos y evitar la caída de los resistentes. Estimulaba el crecimiento del pelo aplicando calor y luz azul. El caballero de la foto con la que se publicitaba el termosombrero no tiene desperdicio, distinguido en el vestir y leyendo el periódico.

Thermocap-for-Bladness-e1349217576680

 

Afeitado con Rayos X (1924)

Este aventurado doctor de Nueva York ofrecía el afeitado perfecto. Una pasta de fango para rasurar y, después, rayos X a demanda, para alisar y cerrar cicatrices. Con probabilidad el pelo, y el cliente, se debilitaban con el tiempo.

Captura de pantalla 2014-02-27 a las 17.53.24

 

“Glamour Bonnet”.  Crea el vacío para mejorar la piel (1941)

La Sra. D. M. Ackerman, de Hollywood, California, dedujo que reducir la presión atmosférica era un tratamiento eficaz para la piel. Así que diseño este casco, que parece la escafandra de un buzo. Te lo colocabas y una bomba extraía parte del aire del interior para reducir la presión. Si no te ahogabas, mejoraba la circulación sanguínea y el rostro se iluminaba. Su inventora decía que el efecto era similar a lo que una persona siente al subir a una alta montaña o al volar en un avión.

Captura de pantalla 2014-02-27 a las 17.53.30

Phycho-expander: Aumenta tu capacidad pulmonar y, de paso, el volumen del pecho

La promesa era que, si inflabas diariamente el globo que te proporcinaban, aumentaba una pulgada (2’54cm) tu contorno de pecho en cinco días. Desarrollaba el cuello, la espalda y los hombros, todo junto. La base es que si espandes tu capacidad pulmonar, además de cantar y hablar mejor, ganas una talla de sujetador.

Captura de pantalla 2014-02-27 a las 17.53.07

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest